Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer atrapa a su marido pedófilo tras tenderle una trampa en la Red

Cheryl Roberts, la mujer que le tendió una trampa a su marido y descubrió que era un pedófilo. Foto Times.onlinetelecinco.es
Atrapado en la Red. Cheryl Roberts sospechaba desde hacia algún tiempo que su marido de 68 años era un pedófilo que proponía cosas indecentes a las adolescentes por Internet. La mujer se hizo pasar por una chica de 14 años y lo pescó, según publica el periódico británico 'The Times'.
Cheryl de 61 años se creó una identidad, como si fuera una chica de 14 años y comenzó un intercambio de mensajes íntimos con su marido en un chat de adolescentes.
Ella tecleaba con su falsa identidad desde la habitación de al lado de su marido. Cuando la conversación fue más allá y el hombre le pidió tener relaciones sexuales, Cheryl avisó a la policía de Gales del Sur, donde habita la pareja.
David Roberts, descubrió que la supuesta chica con la que mantenía conversaciones subidas de tono era su propia esposa, sólo una semana después de su detención.
Él había admitido ante las autoridades que no había tenido sexo con menores aunque pero que "estaba dispuesto a hacerlo".
La policía encontró decenas de imágenes de pornografía infantil en la computadora de casa de la familia Roberts.
Cheryl que lleva casi 20 años de casada con David , ha declarado que sus sospechas comenzaron después de que llegara un mensaje de contenido sexual al ordenador, además por la cantidad de tiempo que su marido se mantenía conectado.
Tras la denuncia, el hombre deberá participar en un programa de tres años de trabajo en la comunidad y será inscrito en el registro de acosadores sexuales.
Además, el juez le ha prohibido mantener conversaciones o intercambios en la Red con menores de 18 años.
Tras la condena, Cheryl, se ha mostrado algo desconcertada. "Pensé que el juez sería mucho más estricto y que podría ir a prisión". Sin embargo, aseguró que siente haber hecho "lo correcto" . "Ahora necesito tiempo para olvidarlo".