Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los buques ruso y chino que estaban atrapados en la Antártida consiguen abrirse camino por el hielo

El buque ruso que había quedado atrapado en la Antártida estas Navidades y el rompehielos chino que había acudido en su ayuda que igualmente quedó atrapado la semana pasada han conseguido continuar este martes su camino gracias a la mejora en las condiciones meteorológicas en la zona.
El 'Akademik Shokalsky' ha abandonado la zona en la que había quedado varado en el hielo y actualmente avanza a una velocidad de 7 nudos (unos 13 kilómetros por hora), ha informado el director del Instituto de Investigación Hidrometeorológica Regional del Extremo Este ruso, Yuri Volkov, citado por la agencia RIA Novosti.
"Se han dado condiciones favorables. Primero, el viento ha cambiado de dirección para venir del noroeste, por consiguiente, los hielos a la deriva también han cambiado de dirección", ha explicado. Además, "se ha formado una gran fisura y ahora el navío navega despacio", ha precisado.
Según Volkov, el rompehielos ruso, que había quedado atrapado el pasado 24 de diciembre con 74 personas a bordo, entre ellas 52 turistas y científicos, se dirige ahora hacia el barco chino 'Xuelong', que había acudido precisamente en su ayuda la semana pasada.
Este último barco, según ha informado la agencia oficial china Xinhua, ha conseguido también escapar de la trampa de hielo a las 18:30 horas de Pekín (11:30 hora española). El 'Xuelong' (dragón de nieve en chino) lleva todo el día tratando de "dar la vuelta" navegando en una capa de hielo menos espesa.
Los esfuerzos para desbloquear el rompehielos habían comenzado durante la madrugada y tras varias horas se consiguió abrir un canal de aguas abiertas, por que el barco ha podido avanzar sin problemas, ha precisado la agencia china.
El jueves pasado, un helicóptero del 'Xuelong' consiguió evacuar con éxito a los 52 pasajeros del barco ruso, trasladándoles primero a bordo y luego a un buque australiano. Al día siguiente, el barco chino informó de que había quedado también atrapado en el hielo antártico.