Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El último grupo de cubanos atrapados en la frontera de Costa Rica sale rumbo a México

Los últimos 93 cubanos que se encontraban atrapados en la frontera de Costa Rica han salido este martes de la capital del país, San José, hacia la ciudad de Nuevo Laredo (México), en su camino hacia Estados Unidos, mediante un operativo apoyado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
Cerca de 5.000 migrantes cubanos de los más 7.800 que se encontraban en Costa Rica con un visado de tránsito han salido de manera ordenada y segura de este país centroamericano en 36 vuelos asignados para el propósito.
La operación, que ha servido para resolver una crisis migratoria regional, pudo llevarse a cabo gracias a un acuerdo entre los gobiernos de Costa Rica, El Salvador, Guatemala y México, con la mediación de la OIM.
El acuerdo permitió que esas personas viajaran como migrantes regulares sin caer en manos de traficantes y sin afrontar riesgos de extorsión, secuestros, asaltos y demás atropellos que acechan a quienes transitan de Centroamérica hacia el norte.
La OIM recomendó una solución en la que los cubanos pagaron por sus vuelos a San Salvador y Nuevo Laredo, así como por sus pasajes en autobús.
Del mismo modo, esa agencia ha asistido al Gobierno costarricense en la gestión de 44 albergues para los migrantes varados durante cuatro meses.
Los migrantes cubanos siguen llegando a Panamá, generalmente desde Ecuador y Colombia. Según la OIM, al menos 600 de ellos han solicitado ayuda en Puerto Obaldía y Paso Canoas.
El director regional para Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de la OIM, Marcelo Pisani, ha destacado a través de un comunicado la importancia de que los gobiernos encuentren una solución a largo plazo al flujo continuo de cubanos que migran en dirección a Estados Unidos.