Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autodefensas consideran un "alivio" que al Gobierno no "le corra prisa" el desarme

El portavoz del Consejo de Autodefensas de Michoacán, José Manuel Mireles, ha admitido que las palabras del ministro de Interior de México, Miguel Ángel Osorio Chong, pidiendo que "a nadie le corra prisa" el desarme de las policías comunitarias, son un "alivio", pues "es imposible limpiar en 20 días lo que queda del estado".
"Es importante ese comentario del secretario Osorio Chong, pues era difícil que en 20 días limpiáramos 17 municipios", ha considerado Mireles, quien ha recalcado la importancia que supone para ellos "trabajar sin presión".
"Era imposible limpiar lo que queda del estado para el 10 de mayo", ha continuado el portavoz de las autodefensas, en relación a las palabras del comisionado para la Seguridad de Michoacán, Alfredo Castillo, quien advirtió de que para esa fecha todos los civiles que con armas de fuego serían detenidos y puestos a disposición judicial.
Mireles ha vuelto a condicionar el desarme de las autodefensas a la liberación de sus compañeros detenidos por portar armas, así como al compromiso de las autoridades federales por instaurar el Estado de Derecho en Michoacán y a la "limpieza" de sus municipios, todavía, ha dicho, repletos de miembros de Los Caballeros Templarios.
QUE "A NADIE LE CORRA PRISA"
Osorio Chong negó este miércoles que se haya dado un ultimátum a los grupos de autodefensa de Michoacán para que entreguen las armas a las autoridades y ha pedido que "a nadie le corra prisa", pues este Gobierno trabaja a través del diálogo y no mediante imposiciones.
"Este Gobierno es de acuerdos, este Gobierno se acerca a la población, y a sus grupos", destacó el ministro del Interior, quien volvió a subrayar los avances que conjuntamente se han conseguido con las autodefensas.
"Estamos caminando juntos, sociedad y Gobierno, en estos dos meses y medio, han logrado un acuerdo de coordinación las autoridades del Estado", manifestó Osorio Chong, según ha publicado el periódico mexicano 'Milenio'.
A este respecto, explicó que la tareas de coordinación están encaminadas a conseguir un resultado satisfactorio, tanto para estas policías comunitarias como para el resto de la población civil de Michoacán, entidad especialmente azotada en los últimos años por la delincuencia organizada.
DESARME FALLIDO
La situación de un posible desarme parece encontrarse en punto muerto, ya que las autodefensas han seguido reivindicado su derecho a defenderse de los ataques del crimen organizado, representando en el cártel de Los Caballeros Templarios, en detrimento de las peticiones del Gobierno para que depongan las armas.
En ese sentido, Castillo insiste en el desarme, llegando incluso a afirmar hace unos días que tal suceso se produciría en las próximas semanas. Una situación que no contemplan las autodefensas, como han venido manifestando en las últimas fechas.
"No vamos a permitir que nos vengan a desarmar ya que aún no hay un Estado de Derecho. El día que estemos seguros enterraremos las armas o ya vemos que hacemos con ellas", expresó Mireles tras el anuncio de Castillo.
Las autodefensas esgrimen esa teoría de la falta de seguridad que podrían sufrir los municipios si dejan las armas, ilustrándola con la reciente detención de Hipólito Mora, figura insigne de las policías comunitarias, que tuvo que huir del municipio de La Ruana tras sufrir el acoso de Antonio Torres, alías 'Simón El Americano', una vez se aceleró el desarme de la localidad michoacana.
"El que hayan destruido a las autodefensas de aquí, que hayan encarcelado a Hipólito Mora, significó la expulsión de muchas personas por parte del nuevo grupo que llegó", advirtió el párroco de la localidad, José Luis Segura, que denunció la relación de 'El Americano' con el crimen organizado.
DESARME A CAMBIO DE 100 'TEMPLARIOS'
Si bien en un primer momento, los representantes de las autodefensas de Michoacán habían condicionado su desarme a la detención de los siete principales líderes 'templarios', ahora que el Gobierno consiguió abatir a cuatro de ellos, las policías comunitarias ampliaron sus peticiones a 100 criminales más, procedentes de la cúpula intermedia de la organización delictiva.
"Hay que entender que solo han matado a (Francisco Galeana Núñez) 'El Pantera', a (Nazario Moreno) 'El Chayo' y a (Enrique) Plancarte. Hay otros 100 (cargos) intermedios que están por ahí moviéndose, muy agresivos. Todavía tienen sus armas y, si nos desarmamos primero, nos matan. Tengo la lista de quiénes son y se la voy a dar al Gobierno", señaló hace unas semanas el líder de las autodefensas de Tepalcatepec, Estanislao Beltrán.
Los "intermedios" a los que se refiere Beltrán son un centenar de cabecillas de los distintos municipios del estado de Michoacán --los "jefes de plaza"--, así como un indeterminado número de sicarios, que conforman la estructura intermedia de Los Caballeros Templarios, más allá de sus líderes principales
Los líderes 'templarios' abatidos hasta la fecha han sido Nazario 'El Chayo' Moreno y Enrique 'El Kike' Plancarte; mientras que Dionisio 'El Tío Nicho' Plancarte y Gerónimo 'El Toro' Vásquez, han sido detenidos. Los otros tres cabecillas que siguen prófugos son Servando 'La Tuta' Gómez, a quien se le sigue la pista muy cerca según las últimas informaciones; Fernando 'El Tena' Cruz, e Isidro 'El Chicano' Virrueta