Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades de Bolivia certifican el "normal desarrollo" del referéndum constitucional

El fiscal general del Estado de Bolivia, Ramiro Guerrero, ha destacado que la jornada de votación del referéndum de reforma constitucional se está desarrollando de forma "normal", aunque ha reconocido que se han registraron algunos incidentes imponderables en recintos electorales de los departamentos de Chuquisaca y Santa Cruz.
"Queremos decirles que esta es una jornada de tranquilidad, de normalidad en el país", ha afirmado Guerrero en rueda de prensa recogida por la agencia de noticias oficial, ABI.
Guerrero ha reconocido que ha habido cuestiones "aisladas" como lo ocurrido en la ciudad de Sucre, donde una persona emitió doble votación en diferentes recintos electorales. "Se aprehendió en flagrancia a este señor y en este momento se le está tomando su declaración, el delito se constituye en delito de obstaculización en procesos electorales", ha destacado.
Asimismo, ha anunciado una investigación en coordinación con la Dirección de Gestión Fiscal, se inició una investigación de lo sucedido en la unidad educativa Carmen Ortiz del barrio Hamacas de Santa Cruz, en el que se informó de que se quemaron papeletas y urnas. "Tenemos cuatro fiscales que están desplazados en esos recintos educativos", ha indicado.
El Ministerio Público ha desplegado a 83 fiscales y 50 peritos para que monitoreen el desarrollo del referendo en todo el país y detecten delitos electorales.
Después de una década en el Gobierno, la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado permitiría la postulación de Evo Morales en las elecciones de 2019, alcanzando los 15 años al mando de Bolivia.
Cerca de seis millones y medio de bolivianos están llamados a depositar su voto este domingo en las más de 30.000 mesas electorales que están repartidas por el país.