Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades anulan la condena a 90 latigazos a la protagonista de una película

Marzieh Vafamehr, la actriz iraní de 38 años de edad arrestada el pasado mes de julio después de que varias copias de su película 'Mi Teherán a la venta' circularan por la República Islámica y condenada a un año de prisión y 90 latigazos ha sido puesta en libertad y ha visto anulado su castigo, según ha informado el diario británico 'Daily Telegraph'.
La productora de la película, Cyan Films, y Amnistía Internacional han confirmado en un comunicado conjunto la puesta en libertad de la actriz y que su condena ha sido reducida a tres meses de cárcel y el castigo ha quedado suspendido.
'Mi Teherán a la venta' está basada en las vicisitudes personales y profesionales que afronta una artista por la censura en la República Islámica. Vafamehr, que está casada con un iraní nacionalizado australiano, fue detenida en Irán el pasado mes de julio y ha recibido su sentencia a comienzos de octubre.
La actriz iraní aparece en varias ocasiones con la cabeza afeitada y sin pañuelo islámico en la película, que aborda la opresión cultural que sufre la sociedad iraní y algunos tabúes como el consumo de drogas.
Grabada en secreto en la República Islámica en 2008 con un reparto de actores iraníes, 'Mi Teherán a la venta' es una película de ficción aunque su directora reconoció en una entrevista que se basó en experiencias propias y en las de las personas que conoció cuando trabajaba en el Centro de Detención Woomera.
"Creo que cuando haces algo independiente en Irán, escribiendo o dirigiendo películas, tienes siempre el riesgo de ser criticado o mal considerado", afirmó la directora de cine en una entrevista concedida al diario australiano 'The Age' en 2008.
La película se centra en la vida de Marzieh, interpretada por Vafamehr, una actriz que lucha por superar la censura contra su trabajo artístico. El Gobierno iraní ha prohibido la exhibición de la película y su relación con un exiliado iraní nacionalizado australiano, Amir Chegini, ha llevado a Vafamehr a plantearse la posibilidad de vivir en el extranjero.
'Mi Teherán a la venta' también aborda algunos aspectos ocultos de la vida de los jóvenes iraníes, como el momento en que un grupo de jóvenes es arrestado cuando participa en una fiesta en un local subterráneo.
La película, que nunca será exhibida en Irán, se estrenó en 2009 en el Festival de Cine Internacional de Toronto (TIFF) y, posteriormente, en Australia en el Festival de Cine de Adelaida. Su directora ha estado de gira por diferentes países exhibiendo la cinta como parte del Festival de Cine y Arte sobre Derechos Humanos.