Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades desbaratan un plan del Estado Islámico para inundar Bagdad

El Comando de Operaciones de Bagdad ha anunciado este jueves que ha desbaratado un plan del grupo extremista Estado Islámico para inundar la capital del país, Bagdad, abriendo las compuertas de una presa ubicada en la localidad de Samarra.
El jefe del comando, Abdul Amir al Shammari, ha detallado que "los milicianos del ISIS --Estado Islámico de Irak y el Levante, anterior nombre del grupo-- intentaron abrir las compuestas e inundar Bagdad". "El plan fue descubierto durante los combates en la carretera entre Samarra y Faluya", ha agregado.
Asimismo, ha indicado que las fuerzas de seguridad "han conseguido romper el cerco del ISIS sobre las unidades militares atrapadas en un puente en la región de Anbar y reabrir la ruta de suministros hacia Ramadi", según ha informado el portal de noticias Iraqi News.
El grupo es una organización yihadista nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.
Estado Islámico proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.