Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades egipcias abren una investigación sobre el patrimonio de la familia Mursi

Las autoridades egipcias de Egipto han comenzado a investigar el patrimonio de la familia del depuesto presidente, Mohamed Mursi, según han informado fuentes judiciales al diario oficial 'Al Ahram'.
Al parecer, la Autoridad de Ganancias Ilícitas y la Autoridad para el Control Administrativo y la Investigación de Fondos Públicos han creado un comité conjunto que se encargará de revisar el patrimonio de Mursi, su esposa y sus hijos.
Este comité conjunto se ocupará de inventariar detalladamente los bienes, las cuentas bancarias y los productos financieros de la familia Mursi para emitir un informe sobre la legalidad de su origen y de su situación actual.
Al parecer, las pesquisas están motivadas por la denuncia presentada por un grupo anticorrupción sobre el supuesto derroche de 2.000 millones de libras egipcias (219 millones de euros) durante la campaña de Mursi para las elecciones presidenciales de junio de 2012.
Mursi --vinculado a Hermanos Musulmanes-- fue derrocado el pasado 3 de julio en un golpe de Estado perpetrado por el Ejército amparándose en las numerosas manifestaciones contra el giro islamista de su Gobierno durante el primer año de mandato.
Desde entonces, Mursi está en paradero desconocido y en prisión provisional acusado de perpetrar actos de violencia, incitar al asesinato y al vandalismo e insultar a la Judicatura, con la que tuvo continuas fricciones durante su Gobierno.
Además, la justicia egipcia le investiga por colaborar con la facción palestina Hamás y con el partido-milicia chií libanés Hezbolá y por su fuga de la prisión de Wadi el Natroun durante las revueltas contra el anterior presidente, Hosni Mubarak.