Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades suspenden la exhibición pública del cadáver de Gadafi en Misrata

Las nuevas autoridades libias han anunciado este lunes que el cuerpo de Muamar Gadafi ya no podrá ser visitado por los ciudadanos y los guardias han cerrado las puertas de la cámara frigorífica en la que se le exhibía junto a su hijo Mutassim desde hace cuatro días en Misrata, si bien no se ha indicado aún qué pasará ahora con él.
"Desde las 15:00 horas, los ciudadanos ya no podrán ver el cuerpo", ha indicado un responsable del Consejo Nacional de Transición (CNT). Los guardias han cerrado las puertas del recinto donde está la cámara frigorífica hacia las 15:30 horas, prohibiendo el acceso.
Esta mañana, todavía había numerosos libios desfilando delante del cadáver de Gadafi, con signos evidentes de descomposición. De hecho, los combatientes que vigilaban su cuerpo y el de Mutassim, muertos ambos jueves en Sirte durante la toma de la ciudad, habían colocado plásticos debajo de sus cuerpos ya que han comenzado a salir fluidos de los mismos.
Ante la apertura constante de la puerta para permitir el flujo incesante de curiosos, la cámara frigorífica en la que estaban los cuerpos, dentro de una tienda de carne, no ha podido evitar la rápida descomposición de los mismos, por lo que los visitantes debían portar máscaras quirúrgicas para combatir el olor.
Mientras, en el seno del Consejo Nacional de Transición (CNT) las distintas facciones siguen debatiendo dónde enterrar a Gadafi y su hijo. El CNT ha expresado su deseo de que sea enterrado en un lugar secreto para evitar que se convierta en un lugar de peregrinación para los gadafistas, pero las autoridades de Misrata, ciudad particularmente asediada por Gadafi, no quieren que se le entierre en su territorio.
La tribu a la que pertenecía Gadafi, que reside principalmente en la ciudad natal de éste, Sirte, ha pedido que le entreguen el cuerpo para poder enterrarle. El propio Gadafi había pedido en su última voluntad ser enterrado allí.
Un responsable del CNT ha indicado que las autoridades están negociando con la tribu de Gadafi para que reconozcan los cuerpos y se los lleven para enterrarlos en un lugar secreto. Otro responsable del CNT en Misrata ha precisado que las autoridades en la ciudad todavía están a la espera de instrucciones por parte del Gobierno interino.