Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades venezolanas desmienten las detenciones por el caso del asesinato del diputado Robert Serra

El director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de Venezuela, Jose Sierralta, ha desmentido que se hayan producido detenciones en relación a los asesinatos del diputado Robert Serra y su asistente, María Herrera, ocurrido el pasado miércoles en La Pastora, Caracas.
Medios locales han informado de detenciones en el marco de una operación desarrollada este martes en la avenida Baralt, pero Sierralta ha explicado que dicha operación no guarda relación con las investigaciones por la muerte de Serra y Herrera.
"Anunciamos a la sociedad que las informaciones sobre detenidos por el CICPC en relación al homicidio del diputado Robert Serra son falsas" ha dicho Sierralta a través de su cuenta de Twitter.
En la misma red social, el ministro del Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, ha explicado que "el CICPC efectuó procedimiento policial en la avenida Baralt. El hecho no guarda relación con el homicidio del Diputado Robert Serra".
Pese a estas aclaraciones, el diario venezolano 'El Universal' ha insistido que, atendiendo a sus informaciones, si habrían personas declarando en relación al caso aunque no estarían oficialmente detenidas. Además han añadido que el organismo que está realizando estos interrogatorios es el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).
Previamente, el diario 'El Nacional' había informado de la detención de seis personas, una información que afirmaba había conseguido "extraoficialmente". Según en periódico, entre los detenidos habría dos funcionarios de la Policía de Caracas, que trabajaban como escoltas del parlamentario.
De acuerdo con una de las fuentes consultadas por el diario, las personas que entraron en la vivienda de Serra habrían obligado al diputado, antes de matarle, a abrir la caja fuerte y entregarles el dinero que tenía guardado en la misma. Asimismo, los presuntos asesinos también se habrían llevado un fusil R15 y otro M16.
Serra y María Herrera, que trabajaba como su ayudante, fueron asesinados el pasado miércoles en su residencia, en La Pastora. Este lunes, el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz del Gobierno de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres, reveló que los asesinos realizaron un trabajo previo de vigilancia antes de llevar a cabo el ataque y descartó la hipótesis de que podría tratarse de un robo.
"Hubo un trabajo previo de vigilancia, de conocimiento para saber exactamente cuál era la rutina de Robert Serra y de quienes le acompañaban", explicó el ministro, subrayando que "alguien quería acabar con la vida de este joven líder revolucionario". "Tenemos un 95 por ciento de certeza de que a Robert Serra no fueron a robarlo, fueron exclusivamente a matarlo", agregó.