Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un avión de carga se estrella en Congo sobre una zona habitada

Un avión de carga se ha estrellado en la ciudad congoleña de Goma y se teme que en el accidente haya habido numerosas víctimas, informó la emisora local 'Radio Okapi'. La emisora, administrada por Naciones Unidas, señaló que el avión cayó en el barrio de Birere, a las afueras de Goma, en el extremo oriental de la República Democrática del Congo (RDC). Fuentes de la misión de la ONU dijeron que la cifra de víctimas es elevada.
Es frecuente que los aviones de carga que vuelan en la RDC lleven pasajeros. El país, uno de los más extensos de Africa, tiene una gran carencia de carreteras, por lo que el transporte aéreo es muy usado entre localidades del interior. La RDC tiene uno de los peores registros de accidentes aéreos y algunas de sus compañías tienen prohibido aterrizar en aeropuertos europeos por las malas condiciones en las que vuelan sus aparatos.
En Kinshasa, la capital, tras conocerse detalles del accidente quedó suspendida la sesión de la Asamblea Nacional, y se constituyó una comisión para conocer las razones del accidente.
Cincuenta compañías están incluidas en la "lista negra" que la Unión Europea edita periódicamente sobre las aerolíneas que recomienda no aterrizar en sus aeropuertos. Prácticamente todos los años se registra un accidente parecido en la RDC. El 4 de octubre pasado, un avión Antonov se estrelló en un populoso barrio de Kinshasa y causó 52 muertos. Dos meses antes, en un accidente parecido y también involucrando un Antonov, una veintena de personas perecieron en la población oriental de Kongolo.
La infraestructura en la República Democrática del Congo está destrozada desde la guerra civil que terminó en el 2003 y que causó más de tres millones de muertos tanto por las víctimas en los combates como por las enfermedades que desató el conflicto armado. Aunque el territorio congoleño abarca 2,3 millones de kilómetros cuadrados, sólo hay 500 kilómetros de carreteras asfaltadas.
Un accidente cada año