Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un ayudante del Papa, envuelto en un escándalo de prostitución gay

Uno de los ayudantes del Papa Benedicto XVI y un miembro de un coro de elite de la Basílica de San Pedro están implicados en una red de prostitución gay, en el último escándalo que envuelve al Vaticano. Ghinedu Ehiem, de nacionalidad nigeriana, fue expulsado del coro de la Capilla Giulia, después de que su nombre apareciera en transcripciones de grabaciones policiales publicadas por un diario italiano.
Las grabaciones estaban relacionadas con una investigación sobre corrupción para construir obras públicas.
Entre los cuatro arrestados el mes pasado figura Angelo Balducci, un ingeniero que es miembro de la junta directiva del departamento de obras públicas de Italia y consultor en construcciones del Vaticano. Balducci fue arrestado por cargos de corrupción, y las acusaciones sobre la red de prostitución surgieron después.
Balducci es también miembro de un grupo de elite denominado Gentilhombres de Su Santidad, que son llamados para trabajar en el Palacio Apostólico del Vaticano en ocasiones importantes como cuando el Papa recibe a jefes de Estado o preside eventos relevantes.
Los Gentilhombres de Su Santidad llevaron el ataúd del Papa Juan Pablo II en su funeral en 2005. Los extractos de las grabaciones y los documentos policiales publicados en el diario italiano La Repubblica mostraron que Ehiem, de 40 años, ha estado en contacto regular con Balducci antes de su arresto y que el tema de sus conversaciones era el sexo gay. Un documento policial preparado para magistrados y que fue publicado en parte por La Repubblica dijo que Balducci estaba en contacto con Ehiem y con un italiano que eran parte de lo que la policía llamó "una red organizada (...) de amparo a la prostitución masculina".
No fue posible contactar de inmediato con el abogado de Ehiem. Una fuente del Vaticano dijo que Balducci, que sigue en la cárcel, ha sido expulsado del grupo de ayudantes y que su nombre no aparecería en la próxima edición del directorio del Vaticano. "Obviamente no puede volver tras ser acusado de esas cosas", dijo una fuente.
El último golpe al Vaticano se suma a los escándalos por abuso de niños por parte de sacerdotes en Irlanda, Alemania y Estados Unidos. Las transcripciones publicadas por La Repubblica muestran que entre los nombres que Ehiem le entregó a Balducci había seminaristas. En una transcripción, Balducci es citado preguntándole a Ehiem: ¿A qué hora debe volver al seminario?