Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo barco de la Flotilla de la Libertad a 150 millas de Gaza

"El barco sigue acercándose a Gaza" han afirmado fuentes israelíes, que piden conservar el anonimato. "Eso es lo único que sabemos. También podemos decir que prosigue la gestión para resolver el asunto de forma negociada", han añadido. 
Las fuentes han hecho estas declaraciones después de que la base en Chipre de la embarcación irlandesa informara a primera hora de la mañana de que había perdido el contacto por radio con el navío. No obstante, a través de Internet han podido contactar con la tripulación y saber que están a 150 millas de la costa de la franja y rumbo a Gaza.
Según un comunicado enviado desde Chipre y firmado por Greta Berlin, portavoz de la organización "Free Gaza", la tripulación del barco no tiene intención de desembarcar en el puerto israelí de Ashdod, como propone Israel, sino en la franja palestina
Israel ha advertido que impedirá la llegada del "Rachel Corrie" a Gaza, como hizo el lunes con los otros barcos de la flotilla.
Andy David, portavoz del Ministerio israelí de Exteriores, dijo el jueves que su país había enviado, no obstante, "mensajes a través de Irlanda", para que el barco "deje la carga humanitaria en el puerto (israelí) de Ashdod" y desista de llegar a Gaza. Esos mensajes no han tenido respuesta.
El Ejército israelí asaltó el lunes a los restantes seis barcos de la "Flotilla de la Libertad" y mató a nueve activistas turcos -uno de ellos con doble nacionalidad turco-estadounidense- que viajaban en uno de los navíos, el "Mavi Marmara". En el abordaje, en aguas internacionales, también resultaron heridos decenas de activistas, en su mayoría turcos.
Hoy el presidente de EEUU, Barack Obama, ha dicho que el asalto a la flotilla "no beneficia a la seguridad de Israel a largo plazo". Obama considera prematuro condenar a ese país por el incidente. EBP