Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El beneficio de Lear sube un 35% hasta septiembre, con 310 millones

El fabricante estadounidense de componentes para automóviles Lear incrementó un 35,1% su beneficio neto atribuido en los nueve primeros meses del año, con un total de 434,2 millones de dólares (310 millones de euros al cambio actual), informó la compañía en un comunicado.
El presidente de la empresa, Matt Simoncini, resaltó el buen momento en el que se encuentra Lear, debido al aumento de la producción mundial del automóviles, y afirmó que continúa invirtiendo en reforzar sus principales áreas de negocio, especialmente en mercados emergentes.
La multinacional con sede en Southfield, en el Estado de Michigan, cerró los tres primeros trimestres del año con una cifra de negocio de 10.648 millones de dólares (7.605 millones de euros), lo que representa una progresión del 21%.
El beneficio antes de impuestos de la firma norteamericana se situó en 547,2 millones de dólares (390,8 millones de euros) hasta el pasado mes de septiembre, lo que supone una subida del 49,2% en comparación con los datos de 2010.
El fabricante de componentes registró un beneficio neto atribuido de 100,7 millones de dólares (71,9 millones de euros) en el tercer trimestre, un 5,6% más, mientras que su facturación en este período se incrementó un 22,6%, hasta 3.460 millones de dólares (2.471 millones de euros).
Para el conjunto de 2011, Lear contempla contabilizar una cifra de negocio de entre 13.800 y 14.100 millones de dólares (entre 9.857 y 10.071 millones de euros), una cifra superior a su anterior previsión, mientras que su estimación de beneficio operativo se sitúa entre 760 y 790 millones de dólares (entre 542 y 564 millones de euros).
Asimismo, la empresa prevé tener que afrontar en la totalidad del presente ejercicio de unos costes de reestructuración antes de impuestos de entre 710 y 740 millones de dólares (entre 507 y 528 millones de euros), lo que supone una cifra superior a la prevista anteriormente.