Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un coche bomba mata a tres efectivos de las fuerzas turcas en el sureste del país

Tres miembros de las fuerzas de seguridad turcas han muerto y otros nueve han resultado heridos por la explosión de un coche bomba en la provincia de Mardin, en el sureste del país, según han informado las autoridades locales, que han atribuido el ataque al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).
Una fuente citada por la agencia oficial Anatolia ha explicado que la explosión ha tenido lugar junto a unos cuarteles de la Gendarmería en el distrito de Midyat. Un militar y dos guardias han perdido la vida como consecuencia de este atentado.
La zona sureste de Turquía, de mayoría kurda, ha visto dispararse la violencia desde la ruptura del alto el fuego entre el Gobierno y el PKK en julio de 2015. Desde entonces, más de 480 miembros de las fuerzas de seguridad y 4.900 miembros del PKK han fallecido por el cruce de operaciones y ataques entre los dos bandos.