Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer ministro británico condena el "imperdonable" asesinato de Alan Henning

El primer ministro británico, David Cameron, ha condenado el "imperdonable" asesinato del cooperante Alan Henning a manos de Estado Islámico y ha prometido "echar mano de todos los recursos disponibles" para encontrar a los rehenes.
"Vamos a hacer todo lo posible para derrotar a esta organización despiadada y bárbara", ha declarado Cameron en un mensaje televisado tras verificar la muerte de Henning, decapitado por el ejecutor habitual del grupo.
Cameron calificó al fallecido, taxista de 47 años, como un hombre "amable, compasivo y preocupado por los demás que simplemente había acudido a Siria a ayudar".
En el vídeo de EI, que lleva por título 'Otro mensaje para Estados Unidos y sus aliados', el propio Henning atribuye su muerte a la decisión del Gobierno británico de perseguir el yihadismo. "Por la decisión de nuestro Parlamento de atacar Estado Islámico yo, como miembro de la ciudadanía británica, pagaré el precio", dice, según el portal de seguimiento de grupos terroristas SITE.
El mes pasado, la milicia suní ya amenazó a Henning en el vídeo en el que mostró la ejecución del cooperante británico David Heines. En este documento, un hombre vestido de negro advertía de que Henning moriría si el Gobierno de David Cameron seguía luchando contra el yihadismo.
Londres, sin embargo, no sólo no cesó en su lucha sino que la aumentó por petición de Bagdad. El 26 de septiembre, la Cámara de los Comunes aprobó el inicio de los ataques aéreos en Irak y cuatro días más tardes comenzaron los bombardeos.