Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los británicos culpan al Gobierno de desatar el pánico de la huelga de gasolineras

Un 72 por ciento de los encuestados opinan que el Gobierno no es consciente de las verdaderas necesidades de los británicos
Cuatro de cada cinco británicos culpa al Gobierno de Reino Unido de desatar el pánico por una supuesta huelga de los suministradores de carburantes en Semana Santa que ha resultado en el desabastecimiento de la gran mayoría de las estaciones de servicio, según ha revelado un sondeo publicado este domingo por el diario 'The Independent on Sunday'.
Un 72 por ciento de los encuestados han asegurado, además, que la coalición de Gobierno, conformada por el Partido Conservador y el Partido Liberaldemócrata, "están alejados de la realidad de la gente corriente" de Reino Unido.
Después de que el 'premier' británico, David Cameron, alzara la voz de alarma el pasado miércoles, no ha habido día en el que no se hayan repetido las largas colas para sacar gasolina en todo el país. La demanda de carburantes se ha duplicado en apenas dos días, de acuerdo con las empresas suministradoras y los proveedores.
A pesar de que el Departamento de Energía y Cambio Climático ha advertido de que "no existe la necesidad de rellenar el depósito porque no va a haber una huelga durante las vacaciones de Semana Santa", Cameron aún no se ha retractado.
La demanda de carburante se ha ralentizado y el sindicato de camiones cisterna, Unite, ha pedido a los motoristas que no acudan a las estaciones de servicio a llenar sus depósitos.