Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho de cada diez británicos se plantearían mudarse a Siberia si les dan terrenos gratis

El 78 por ciento de los británicos se plantearían abandonar su país y mudarse a vivir a Rusia si les ofrecen terrenos gratis, una propuesta que el presidente ruso, Vladimir Putin, ha planteado para que los ciudadanos de su país se trasladen a regiones como Siberia y Kamchatka, según una encuesta elaborada por el diario británico 'Express'.
En el sondeo, el 78 por ciento de los 22.000 encuestados han respondido afirmativamente a la pregunta de si dejarían Reino Unido para instalarse en Rusia a cambio de terrenos gratis. La encuesta se ha realizado después de que el presidente ruso ofreciera 2,5 acres de terreno gratis a cada ciudadano de su país que quiera mudarse a Siberia, en un intento por revitalizar la región.
"Yo me voy, no puedo esperar. Ya tengo un plan para cinco años", ha asegurado uno de los encuestados. "Ahora me gusta todavía más Vladimir Putin. Si tuviera 30 años menos, ya estaría de camino allí ahora", ha señalado otro consultado.
Algunos de los encuestados han apuntado a la posible derrota del 'Brexit' en el referéndum de junio como motivo para trasladarse a una región rusa "en la que el hielo se encuentra con el fuego". "Gracias por su amabilidad Putin. Si no salimos de la UE, muchos aceptaremos su oferta en el futuro", ha apuntado uno de los consultados en el sondeo.
El mandatario ruso tiene buena aceptación entre los británicos consultados para este estudio, por delante de los principales líderes políticos británicos. Así, el 35 por ciento de los encuestados apoyan al primer ministro, David Cameron, y al líder laborista, Jeremy Corbyn, mientras que Putin es apoyado por el 82 por ciento de los rusos.
Aunque la mayoría de los consultados dicen que aceptarían irse a Rusia, también hay personas que no ven con buenos ojos esa perspectiva por cuestiones como las extremas temperaturas, que llegan hasta los 47 grados negativos o la amenaza que representan los osos en una región dominada por la naturaleza.
A pesar de todo, la Embajada de Rusia en Reino Unido ha confirmado al diario 'Express' que "varios ciudadanos británicos ya han expresado su interés en el proyecto".