Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Otro 'fondo buitre' reclama a Argentina una deuda de 835 millones de dólares

Un nuevo fondo de capital de riesgo, que son conocidos en argentina como 'fondos buitre', ha reclamado al Gobierno argentino una deuda 835 millones de dólares ante los tribunales de Nueva York, en Estados Unidos, después de la sentencia del juez Thomas Griesa, que obliga a Argentina a abonar 1.330 millones de dólares a uno de los fondos que rechazó reestructurar sus bonos argentinos en cartera tras la quiebra del país austral en 2001.
Con una presentación de más de 60 páginas ante los tribunales de Nueva York, el fondo reclama el mismo tratamiento que se le otorgó al fondo NML, de Paul Singer. "Durante una década hemos tratado de cobrar lo que Argentina nos debe pero ha sido en vano", dice la presentación realizada por el fondo EM, del millonario Kenneth Dart, que rechazó entrar en los canjes de deuda de 2005 y 2010.
El reclamo se suma al que ya hicieron bonistas italianos y no está incluido en los 1.330 millones de dólares que Argentina mantiene de deuda con el fondo NML. Por ello, los demás demandantes deberán completar el recorrido judicial --en apelaciones a la justicia norteamericana-- hasta un tener un fallo favorable.
Los 'fondos buitre' han impuesto sobre Argentina 28 embargos desde 2001. El país incumplió en 2001 las obligaciones del servicio de deuda por importe de 95.000 millones de dólares. Posteriormente, en 2005, el país ofreció a sus acreedores un canje por bonos de valor inferior, oferta que repitió en 2010. Argentina logró con estas propuestas acuerdos que cubrían el 92 por ciento de su deuda, pero fue rechazada por los inversores, que exigieron al país austral el pago íntegro de la deuda.
LA FIGURA DE KENNETH DART
Kenneth Dart, propietario del fondo EM, es conocido como "el padre de los 'fondos buitre'". El 'título' lo consiguió cuando en 1992 puso contra las cuerdas al Gobierno brasileño de Fernando Collor de Melo. Un fallo judicial ordenó a Brasil pagar 955 millones de dólares por una deuda original de 375 millones.
Dart, además de ser el titular del fondo buitre Dart Management, entre otros, es el dueño de la empresa de vasos térmicos más importante de Estados Unidos, con plantas en 17 países.
Con Kenneth a la cabeza, Dart Container, se abrió camino en las inversiones inmobiliaria a través de la compra y venta de hipotecas a punto de caer por falta de pagos. En 1993 ganó unos 90 millones de dólares por los que debía pagar 34,5 a Hacienda y comenzó a evadir impuestos. Tuvo que exiliarse para evitar la cárcel y se mudó a países con paraísos fiscales como Islas Caimán y Belice. En Estados Unidos es persona 'non grata'.
Además de Brasil y Argentina --a quien compró bonos antes de la suspensión de pagos de 2001--, Dart ha hecho jugadas parecidas con otros países como Turquía, Kazajstán, Ecuador y Grecia. En 1991, con la caída de la Unión de Repúblicas Socialista Soviética, fue uno de los inversores que participó de las privatizaciones. Dart se quedó con cerca de 1.000 millones de dólares, pero tuvo que fugarse de Moscú por amenazas de la mafia rusa.