Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primeras imágenes del fondo en el que se busca al avión MH370 desaparecido

Primeras imágenes del lugar en el que se busca al avión MH370 desaparecidoPHOENIX INTERNATIONAL & SL HYDROSPHERIC

El equipo que dirige la búsqueda del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, desaparecido el pasado 8 de marzo con 239 personas a bordo cerca de la costa de Australia, ha difundido las primeras imágenes del fondo marino en el que se busca la aeronave. El buque 'GO Phoenix' tiene previsto pasar doce días buscando en el lecho marítimo, antes de dirigirse a la costa para repostar.

La Oficina Australiana de Seguridad en el Transporte (ATSB, por sus siglas en inglés) ha publicado una simulación en vídeo de la forma que tiene el terreno.
El vídeo se ha realizado mediante una técnica conocida como batimetría, que consiste en el estudio del fondo marino, con sus cimas y valles. Un equivalente submarino del trabajo que realizan los cartógrafos a nivel de superficie.
Las sondas que se utilizan para trazar el fondo que se ve en el vídeo llevan meses en el mar, escaneando el lecho submarino para conseguir imágenes en alta resolución de su superficie. El vídeo muestra parte del área en que se centra la búsqueda.
Esta labor de trazar mapas se realiza en paralelo a la búsqueda de restros propiamente dicha. En los nueve meses que han transcurrido desde que desapareció el avión se han elaborado mapas de alrededor de 200.000 kilómetros cuadrado de fondo marino, y se ha buscado restos en otros 9.000 kilómetros cuadrados.
Actualmente el barco Fugro Equator realiza labores de batimetría en la zona, mientras que otros dos navíos, el Fugro Discovery y el GO Phoenix, continúan con su búsqueda submarina.
Las tripulaciones implicadas en esta misión emplearán sónares, videocámaras y sensores de combustible de avión para analizar el lecho marino en busca del Boeing 777 que desapareció cuando volaba con 239 personas a bordo.
La búsqueda ha estado suspendida durante cuatro meses con el objetivo de poder trazar un mapa del lecho marino en la zona de rastreo, situada a unos 1.800 kilómetros al oeste de Australia.
Sónares para detectar la presencia de restos
Esta zona de 60.000 kilómetros cuadrados de extensión está situada en el conocido como 'Séptimo arco', un estrecho del océano en el que los investigadores creen que la aeronave se quedó sin combustible y se estrelló.
Los otros dos buques que participarán en la búsqueda del avión desaparecido, proporcionados por el contratista holandés Fugro, se sumarán al despliegue del 'GO Phoenix', contratado por el Gobierno malasio, a finales de octubre.
Los buques van a arrastrar bajo el agua unos dispositivos sónar a una profundidad de unos 100 metros sobre el lecho marino para intentar encontrar restos del aparato desaparecido.
Estos sónares tienen sensores que pueden detectar la presencia de combustible de avión y se espera que puedan afrontar las enormes profundidades de algunos puntos del Índico, de hasta 6,5 kilómetros en algunos casos.
En el caso de que el sónar registre una señal llamativa, las tripulaciones le pondrán una video cámara para grabar esa zona del lecho marino. El director de la Comisión de Seguridad del Transporte, Martin Dolan, cuyo organismo lidera la búsqueda del MH370, se ha mostrado optimista ante la posibilidad de encontrar los restos del avión.
"Confiamos en el análisis y confiamos en que el avión esté cerca del Séptimo Arco", ha asegurado.