Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los seis canadienses muertos en Burkina Faso eran cooperantes humanitarios

Los seis ciudadanos canadienses muertos durante el asalto a un hotel en la capital de Burkina Faso, Uagadugú, este viernes, eran trabajadores humanitarios, según ha informado la cadena CBC News este domingo.
Los fallecidos -- una mujer, una familia de cuatro y su acompañante -- formaban parte de la congregación religiosa de Nuestra Señora de Notre Dame del Perpetuo Socorro, con base en nueve países diferentes y que pretendía construir una iglesia en la zona. Todos ellos eran naturales de la provincia canadiense de Quebec.
De acuerdo con el Gobierno burkinés y el embajador francés en Burkina Faso, entre los 27 fallecidos por el ataque hay 18 nacionalidades diferentes, cuya procedencia exacta todavía no se ha dado a conocer. También se ha confirmado la muerte de dos franceses, dos suizos y un holandés.
El ataque fue perpetrado por milicias afines a Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Tres de estos milicianos yihadistas -- descritos oficialmente como "un árabe y dos africanos" -- han muerto en la operación, según ha informado el Ministerio de Seguridad del país africano, que ha añadido además que los 126 rehenes que permanecían en el hotel Splendid han sido liberados.
La toma del edificio ha sido particularmente lenta porque los yihadistas habían colocado explosivos en varias plantas del hotel, lo que ha dificultado el avance de las fuerzas de seguridad, según fuentes cercanas al operativo que ha puesto fin al primer gran atentado islamista del que se tiene constancia en el país.