Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La visita de la canciller argentina a Londres podría dar el pistoletazo de salida a un debate sobre Malvinas

La ministra argentina de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra, viaja este jueves a la capital británica en el marco de la Cumbre Global contra la Corrupción, convocada por el 'premier', David Cameron, en una visita que podría ser el pistoletazo de salida de un posible debate sobre la soberanía de las islas Malvinas, céntrico tema de una larga disputa diplomática entre Argentina y Reino Unido.
Malcorra se reunirá durante su estancia en Londres con su homólogo británico, Philip Hammond. Esta reunión tendrá lugar pocos días después de que la canciller afirmara que el nuevo Gobierno argentino, encabezado por Mauricio Macri, irá "avanzando después de muchos años de freno total".
La canciller ya anticipó, durante su presentación ante el Senado de la 'hoja de ruta' en materia de política exterior del país, que Buenos Aires tiene una "visión muy clara" en cuanto a las reclamaciones a Reino Unido. "Y no hay tutía con el tema Malvinas", afirmó entonces. También Macri reivindicó la soberanía de las islas en un reciente homenaje a los argentinos caídos en la contienda.
"Nosotros volveremos. Lo haremos siguiendo el camino que hoy conduce a las naciones del mundo, volveremos usando la fuerza del diálogo, la fuerza de la verdad y toda la fuerza de la justicia", aseguró el presidente.
Ahora, la canciller, de cara a su visita a Londres, aseguró se irá "viendo qué se puede hacer" en esta cuestión. "Hay muchas cuestiones que pueden servir para construir algunos mecanismos de confianza mutua que han estado perdidos totalmente", ha asegurado.
Argentina y Reino Unido mantienen una prolongada disputa diplomática por las islas, que desde 1833 están bajo control británico. Una invasión argentina en 1982 provocó una guerra que dejó cerca de 650 soldados argentinos y 255 británicos muertos entre abril y junio y que acabó con la rendición de las tropas argentinas pocas semanas después de comenzar el conflicto.