Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El canciller argentino reafirma en la ONU el carácter irrenunciable del reclamo sobre las Malvinas

El canciller argentino, Jorge Taiana, habla este 18 de junio de 2009, durante las deliberaciones del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, el cual discute en Nueva York (EE.UU.) el estatus político de las Islas Malvinas. EFEtelecinco.es
El ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Taiana, reafirmó hoy el carácter "permanente e irrenunciable" de su país en el reclamo de la recuperación de la soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur.
Durante su intervención ante el Comité de Descolonización de la ONU celebrado hoy, el canciller argentino subrayó que recuperar la soberanía del archipiélago "es un anhelo colectivo de Argentina de carácter permanente e irrenunciable".
Taiana agregó, no obstante, la disposición de su país "de cumplir con la obligación de reanudar con el Reino Unido las negociaciones sobre soberanía. Esta obligación cabe a ambas partes".
Asimismo, lamentó la falta de avances en las negociaciones en ese sentido entre Londres y Buenos Aires de acuerdo con las resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU.
El jefe de la diplomacia argentina señaló, durante su intervención, que Reino Unido ha incurrido en numerosos actos "unilaterales" en la zona en disputa, no aceptados por su país.
Esos "actos unilaterales desnaturalizan la cooperación bilateral acordada bajo la fórmula de soberanía", dijo Taiana, que señaló que son también contrarios a las resoluciones de la ONU.
Entre ellos mencionó "la ilícita aplicación de un régimen de cuotas de los recursos pesqueros por hasta 25 años y la ilegítima concesión de licencias para la realización de actividades en materias de hidrocarburos".
También incluyó entre ellos la negativa británica a realizar vuelos no regulares entre el territorio continental argentino y las islas Malvinas, pese a un acuerdo de febrero de 2001.
Además, el ministro argentino de Exteriores denunció la presencia de "una poderosa base militar" en esas islas, lo que consideró que "no contribuye a la creación de confianza en el ámbito militar bilateral" y calificó de "elemento perturbador" en el mantenimiento de la paz y la seguridad en el Atlántico Sur, en el que -dijo- "sí están empeñados los países del Cono Sur".
Taiana, que calificó esta disputa entre Londres y Buenos Aires por "anacrónica", rechazó igualmente la nueva constitución aprobada por el Reino Unido para las Malvinas y que entró en vigor el primero de enero de este año.
Durante el debate en el Comité de Descolonización, el embajador de Chile, Heraldo Muñoz, presentó en nombre de Bolivia, Chile, Cuba, Ecuador y Venezuela, un proyecto de resolución sobre esta cuestión, que será votado mañana.
El diplomático chileno explicó que ese proyecto reconoce que el tema de las Malvinas "es una cuestión colonial especial y particular que se diferencia de otras situaciones coloniales debido a la disputa por la soberanía entre Reino Unido y Argentina".
También señaló que el proyecto de resolución "determina que el único modo de poner fin a esa cuestión es la solución negociada de la controversia" entre ambos países.
Igualmente se pide a las partes que "afiancen el proceso de diálogo y cooperación mediante la reanudación de las negociaciones para encontrar un solución de conformidad con las resoluciones al respecto de la ONU".
"Chile lamenta que pese al tiempo transcurrido y las numerosas resoluciones adoptadas hasta el momento por la ONU, no se haya dado inicio a una negociación diplomática directa" entre Buenos Aires y Londres, señaló el embajador chileno.
Asimismo, reiteró el interés de los demás países latinoamericanos en que se llegue a una solución de la disputa y subrayó que apoyan "los derechos argentinos en esta disputa de soberanía", cuyo "único camino" es el de las negociaciones bilaterales.
Por su parte, el embajador de Paraguay, Eladio Loizaga, hizo una declaración en nombre de los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, en proceso de adhesión) y los estados asociados de Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, para que las partes reanuden las negociaciones sobre la soberanía.
Para "encontrar en el plazo más breve posible una solución justa, pacífica y duradera a esta larga disputa", señaló Loizaga.
En el debate intervino también la parlamentaria de la Asamblea Legislativa de las Malvinas, Janet Robertson, quien reclamó el derecho del archipiélago a la libre determinación y subrayó el papel de la nueva constitución de la colonia británica.
"No tenemos disputas con los argentinos y reconocemos que es un país con gran potencial que trabaja para superar las turbulencias económicas y políticas que ha experimentado en el siglo XX", dijo Robertson.
El Reino Unido, que ocupa las Malvinas desde 1833, y Argentina se enfrentaron en una guerra por la soberanía del archipiélago en 1982, conflicto en el que murieron 255 militares británicos y más de 650 argentinos.