Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un mes de cárcel para una pareja británica por besarse en un restaurante en Dubai

Ayman Najafi y Charlotte Adams son una pareja británica que fue detenida mientras cenaban con unos amigos en un restaurante frente al mar en Dubai. Nada sería extrañado de no ser porque ambos han sido condenados a un mes de prisión por la indecencia que supone besarse y tocarse en un lugar público. Según publica el diario "The Telegraph", la pareja fue denunciada por otros clientes del local que se percataron de su actitud cariñosa.
"Nos besamos en la mejilla como saludo, nada más", dijo al juez Najafi Aysar Fouad. Sin embargo, la Policía recibió el aviso por la llamada de una mujer que, sentada en una mesa cercana junto a sus hijos, afirma que los niños se habían visto perturbados por las señales de afecto de esa pareja.
"Mi hija me dijo que los acusados se estaban besando en la boca", dijo, y aseguró que después, ella y otros testigos, vieron cómo se tocaban y besaban en el restaurante.
La pareja fue arrestada y dio positivo en las pruebas de alcohol. Aunque han admitdo haberse besado en la mejilla, ambos han negado completamente cualquier intención de violar la ley. La justicia entiende que "es parte de su culturabesar en las mejillas como saludo", según dijo el juez que lleva su caso, pero aún así fueron condenados a un mes de cárcel seguido de la deportación, así como una multa por consumir alcohol.
En su declaración, Ayman Najafi asegura que "todo lo que quiero es limpiar mi nombre. Creo que he hecho nada malo y quiero luchar por ello".
Según sus amigos y allegados, la pareja es "totalmente inocente y está deseando llegar pronto a casa para seguir con su vida".
Ellos no son los primeros turistas en caer como víctimas de las estrictas leyes que rigen este estado musulmán conservador. IM