Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de medio centenar de personas abandonan la sede de las fuerzas de seguridad tomada en Luhansk

Al menos 56 personas han abandonado esta pasada noche la sede del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) en la localidad de Luhansk, en el este de Ucrania, entre confusas informaciones sobre su identidad, dado que la Policía informó en un primer momento de que podría tratarse de parte de un grupo de 60 rehenes supuestamente en manos de los manifestantes prorrusos que han tomado el edificio, para después matizar que se trataba de "personas desarmadas".
La Policía indicó en un comunicado que estas personas decidieron salir de las instalaciones en dos tandas; una de 51 personas a las 01.00 de la madrugada y otras cinco más que hicieron lo mismo tres horas después "tras una negociación en la que nadie ha resultado herido", según la declaración policial de hoy recogida por Interfax Ucrania.
Los separatistas, por su parte han desmentido que tengan rehenes en su poder y que hayan colocado explosivos en el edificio para atrincherar sus posiciones, tal y como también afirmó en un primer momento la Policía, que tachó a los asaltantes de "terroristas" y "miembros de una organización radical" en un comunicado de ayer.
Además, a primera hora de esta mañana han hecho acto de presencia entre 300 y 400 simpatizantes prorrusos frente a las puertas de la sede de la Policía para apoyar a los atrincherados y reforzar el perímetro del edificio con nuevas defensas.
Junto a la sede de Luhansk, los prorrusos también controlan la sede del Gobierno regional en Donetsk. El Gobierno ucraniano ha dado en respuesta un ultimátum de 48 horas para que desalojen ambas instalaciones o, de lo contrario, recurrirá al uso de la fuerza.