Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'chavismo' anuncia una nueva fase de organización de sus bases ante los "ataques de la derecha"

El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ha anunciado este miércoles el inicio de una nueva fase de organización de sus bases ante los "ataques de la derecha" para, supuestamente, derrocar al Ejecutivo de Nicolás Maduro.
El responsable de organización del PSUV, Francisco Ameliach, ha explicado que habrá "un proceso de carnetización de toda la estructura" del PSUV, que cuenta con 1,3 millones de personas que incluyen a los Círculos de Lucha y las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez (UBCh).
"Será un proceso abierto de todas las fuerzas para chequear la estructura", ha indicado. "Los jefes de los Círculos de Lucha, por ejemplo, para poder contar con su acreditación deben presentar a los cuatro jefes de UBCh y estos a su vez a los 10 jefes de patrulla y estos acudir con sus 10 patrulleros", ha detallado.
Ameliach ha contado que este proceso de organización se enmarca en las medidas que planea implementar el PSUV para fortalecer el partido político ante lo que consideran una nueva ofensiva de la oposición, apoyada desde el extranjero.
"En estos tiempos de constantes ataques y agresiones contra la patria y el proceso bolivariano, el PSUV debe convertirse en la bisagra entre el Gobierno y el pueblo", ha dicho Ameliach, citado por la agencia de noticias oficial AVN.
La crisis política en Venezuela se ha agravado tras la victoria de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) en las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre, que han dado lugar a una cohabitación inédita, con Maduro en el Gobierno y la oposición en la Asamblea Nacional.
La MUD ha impulsado una 'hoja de ruta' que incluye, como primer paso, un referéndum revocatorio para expulsar a Maduro del Palacio de Miraflores antes de que acabe su mandato, en 2019. La oposición ha convocado protestas masivas para garantizar la consulta popular.