Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ciudad de Charlottesville, escenario de una batalla campal

El gobernador de Virginia (EEUU) ha declarado el estado de emergencia en la ciudad de Charlottesville por la batalla campal en plena calle entre supremacistas blancos con banderas confederadas y antifascistas. Los heridos se cuentan ya por decenas y se ha registrado, incluso, un atropello masivo. Las fuerzas policiales, con más de mil agentes, han defendido la estatua del general confederado Robert Lee, a la que han tratado de llegar los neonazis para rendir homenaje ante su próxima retirada. Para los contramanifestantes, este militar de la guerra de Secesión es un icono que glorifica la esclavitud. Por su parte, el presidente Donald Trump ha condenado el odio y la violencia de estos enfrentamientos.