Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ciudad australiana de Perth, arrasada por una tormenta

El gobernador de Australia Occidental, Colin Barnett, ha estimado que la cuantía de los daños alcanzará los varios millones de dólares, ya que la tormenta, que arrastró vientos de hasta 120 kilómetros por hora y dejó 40 mililitros de lluvia por metro cuadrado, paralizó el tráfico y los vuelos.
Miles de residentes tuvieron que recurrir a los servicios de emergencia debido a que muchos árboles se desplomaron sobre las casas, mientras que varios hospitales estaban inundados por la tormenta.
Unas veinte personas tuvieron que ser evacuadas de un hospital después de que el tejado se desplomara por la violencia del granizo, del tamaño de pelotas de golf, que destrozó los parabrisas de cientos de automóviles.
Los meteorólogos han anunciado más tormentas en la zona en las próximas horas.