Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La coalición saudí tilda de "desequilibrado" el informe de la ONU sobre su papel en Yemen

La coalición internacional que encabeza Arabia Saudí ha tildado este domingo de "desequilibrado" el informe de Naciones Unidas, que la agregó a su 'lista negra' por matar y mutilar a niños en el marco de la guerra en Yemen.
"El informe es desequilibrado y no se basa en estadísticas creíbles, y tampoco beneficia al pueblo de Yemen", ha dicho el portavoz de la coalición, Ahmed Assiri, en declaraciones a la agencia estatal saudí de noticias, SPA.
"Engaña al público con números incorrectos y se basa básicamente en información de fuentes vinculadas a los huthis y el derrocado (expresidente yemení Alí Abdulá) Salé", ha agregado.
En este sentido, ha recalcado que la coalición opera en Yemen "para proteger al pueblo yemení, incluidos los niños, de las acciones de las milicias huthis", tal y como ha recogido el diario local 'Saudi Gazette'.
"Esperamos que Naciones Unidas valore los esfuerzos de la coalición a la hora de mantener la legitimidad en Yemen y de conseguir que todas las partes en la mesa de negociaciones alcancen una solución política, basada en una resolución de la ONU", ha remachado.
El jueves, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, afirmó que "en Yemen, debido al gran número de violaciones (de los Derechos Humanos) atribuidas a ambas partes, los huthis y la coalición internacional liderada por Arabia Saudí han sido incluidos (en la 'lista negra')".
Los rebeldes chiíes, las fuerzas gubernamentales y las milicias que apoyan a uno y otro bando, así como Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), ya fueron incluidas en este catálogo hace cinco años como "violadores persistentes".
La organización internacional ha decidido sumar a la alianza del Golfo porque es responsable del 60 por ciento de las muertes (510 casos) y lesiones (667) en niños yemeníes durante el último año, así como de la mitad de los ataques a centros educativos y sanitarios.
Ban alertó, en el informe que ha aportado para justificar esta inclusión, que "las graves violaciones de los Derechos Humanos contra los niños han aumentado dramáticamente como consecuencia de la escalada del conflicto" en Yemen.
Más de 6.400 personas han muerto y 2,8 millones han tenido que abandonar sus hogares en este año de guerra entre el Gobierno, apoyado por los países del Golfo, y los huthis, respaldados por Salé.