Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo comandante de EEUU en Afganistán se propone reducir las víctimas civiles

El nuevo comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, teniente general Stanley McChrystal. EFE/Archivotelecinco.es
El nuevo comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, teniente general Stanley McChrystal, declaró hoy a la BBC que su prioridad en el país centroasiático será revisar las operaciones de la OTAN a fin de reducir las muertes de civiles.
En una entrevista con la cadena pública británica, McChrystal, que sustituye en el cargo al general David McKiernan, afirma que la población afgana necesita protección de los insurgentes pero también "de las consecuencias no intencionadas de nuestras operaciones".
El pasado mayo, el Gobierno estadounidense anunció el relevo de su cúpula militar en Afganistán porque, en palabras del secretario de Defensa, Robert Gates, se necesitaba "un nuevo liderazgo".
McChrystal, hasta ahora director del Estado Mayor Conjunto en su país, considera que las operaciones contra-insurgencia son la clave de la nueva estrategia.
"Cuando estemos en posición, una de las cosas que haremos es revisar todas las reglas de nuestras operaciones y todas las instrucciones a nuestras unidades, con el énfasis en que luchamos por la población", explicó al programa "Today" de Radio 4 de la BBC.
"Eso significa protegerles del enemigo y de las consecuencias no intencionadas de nuestras operaciones, porque sabemos que, aunque una operación pueda ser llevada a cabo por las razones correctas, si tiene efectos negativos puede tener un resultado negativo para todo el mundo", prosiguió.
Las muertes de civiles en el país centroasiático están causando creciente indignación entre la población y fricción entre las autoridades afganas y estadounidenses.
El teniente general subrayó que su objetivo será también impedir el resurgimiento de Al Qaeda y los talibanes, bloqueando cualquier posible "lugar seguro" para su refugio.
Al tomar posesión del cargo, McChrystal se llevará con él desde Estados Unidos a unos 400 colegas que le ayudarán a implementar el cambio de rumbo estratégico requerido por la nueva Administración estadounidense.
Preguntado si la de Afganistán es una operación a largo plazo, el comandante respondió: "Durará hasta que logremos el progreso que queremos lograr". "No será corta", añadió.
El general David Petraeus, responsable de las operaciones militares de EEUU en Oriente Medio, ha afirmado que los ataques de los insurgentes en Afganistán están actualmente en su nivel más alto desde la invasión estadounidense en el 2001.
En una intervención ante el centro de estudios "Centre for a New American Security" en Washington, Petraeus afirmó que la situación "se ha deteriorado en los últimos dos años" y "se avecinan tiempos difíciles", y subrayó que el reto en Afganistán es mejorar las relaciones con los nativos y reducir las muertes civiles.