Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El conductor de la quitanieves que ha chocado contra el avión del presidente de Total estaba ebrio

Los investigadores rusos han confirmado que el conductor de la máquina quitanieves que ha colisionado en un aeropuerto de Moscú contra el avión en el que viajaba el presidente de la compañía francesa Total, Christophe de Margerie, se encontraba ebrio en el momento del accidente, ha informado la agencia de noticias RIA Novosti.
"Se ha confirmado que el conductor de la quitanieves estaba bajo la influencia del alcohol. Además, se ha tomado la decisión de suspender a varios miembros del personal del aeropuerto durante las investigaciones penales", ha explicado el portavoz de la Policía federal rusa (Comité de Investigación), Vladimir Markin.
Las autoridades rusas han informado de que se ha abierto una investigación penal por un posible incumplimiento de la normativa de conducción en aeropuertos que ha provocado la muerte de varias personas. En la actualidad, los investigadores trabajan con cuatro hipótesis para explicar el siniestro.
"Algunas de las principales teorías que se están investigando en este momento son que haya habido un error de control del tráfico aéreo y las acciones del conductor de la quitanieves. Las malas condiciones meteorológicas y la posibilidad de un error del piloto también se están estudiando", ha afirmado Markin.
El avión en el que viajaba De Margerie, un Dassault Falcon 50, ha colisionado este lunes por la noche en el aeropuerto de Vnukovo 3, en Moscú, con una máquina quitanieves cuando realizaba la maniobra de despegue.
La aeronave iba a volar de Moscú a París con el presidente de Total, Christophe de Margerie, como único pasajero, acompañado por tres tripulantes. Todos los ocupantes del avión eran franceses y han perdido la vida en la colisión.