Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La confianza de los inversores alemanes se desploma a mínimos de diciembre de 2012, según ZEW

El indicador de confianza económica de Alemania elaborado por el instituto de investigaciones económicas ZEW volvió a descender en de agosto por octavo mes consecutivo, hasta los 8,6 puntos, frente a los 27,1 del mes anterior, lo que representa la peor lectura del indicador desde diciembre de 2012 como consecuencia de la incertidumbre geopolítica que afecta a la economía alemana.
La caída de 18,5 puntos respecto al nivel del indicador observado en julio representa el mayor descenso mensual del ZEW desde junio de 2012 y sitúa el índice por debajo de su media a largo plazo de 24,6 puntos.
"El descenso de la confianza económica probablemente está conectado a las actuales tensiones geopolíticas que han afectado a la economía alemana, como sugieren particularmente las cifras recientes de producción industrial y entradas de pedidos", explicaron los responsables de la elaboración del indicador.
En esta línea, el dato que refleja la valoración de la actual situación económica de Alemania ha descendido en 17,5 puntos en el mes de agosto, hasta los 44,3 enteros.
Por su parte, la valoración de la presente situación de la zona euro ha empeorado 2,3 puntos, hasta los -33,8 enteros, mientras que el indicador de las perspectivas para la región ha caído hasta los 23,7 enteros, lo que implica un retroceso de 24,4 puntos respecto al mes anterior.
El presidente del ZEW, Clemens Fuest, destaca que Alemania ha experimentado un "ligero impacto" en su actividad económica recientemente, ya que han descendido las ventas minoristas y se ha reducido la producción industrial y los pedidos.
"El actual descenso del indicador de confianza del ZEW refleja una evolución preocupante. Sin embargo, en general, las perspectiva económica en el medio plazo sigue siendo favorable", añade.