Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las conversaciones entre el Gobierno de Chile y los pescadores no registran avances

Las conversaciones entre el Gobierno y los pescadores de la Región de Los Lagos para hacer frente a las consecuencias de la marea roja se ha cerrado este miércoles sin avances, en medio de las protestas contra las autoridades.
Las reuniones han sido mantenidas entre las autoridades y los dirigentes de los pescadores de Calbuco y Maullín, mientras que no ha habido acercamiento con los pescadores de Chiloé, según ha informado el diario chileno 'La Tercera'.
Los pescadores han insistido en que el bono de compensación gubernamental, de 100.000 pesos chilenos (unos 130 euros) debe ser aumentado hasta los 300.000 pesos chilenos (cerca de 390 euros), lo que ha sido rechazado por el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes.
"Respecto de este tema, tenemos un aporte solidario de 100.000 pesos (por familia afectada) que va a ser entregado mientras dure la emergencia", ha recalcado Céspedes.
En respuesta, la presidenta de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales (Conapach), Zoila Bustamante, ha tildado de "vergüenza" y "falta de respeto" las palabras del ministro.
Las protestas han continuado por tercer día consecutivo en la región, que sufre una marea roja que ha llevado a las autoridades a decretar la alerta, suspendiendo los trabajos de los pescadores ante el peligro de que la pesca esté envenenada por las algas.