Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 28 apoyan criminalizar viajar a países en conflicto para integrar grupos terroristas

Los ministros de Justicia de la Unión Europea han pactado este viernes la que será su posición en las negociaciones con el Parlamento Europeo para una nueva directiva con la que crear un marco común contra delitos terroristas y criminalizar actividades concretas, como el viaje de europeos a países en conflicto para ser formados como extremistas y regresar para atentar.
El objetivo de la nueva norma no es sólo considerar como delito los viajes con fines terroristas, sino también perseguir la financiación de estos viajes e incluso el apoyo logístico y material a los llamados 'combatientes extranjeros' que se desplazan a países en guerra como Siria e Irak, para ser radicalizados e integrarse en las filas de grupos terroristas como Estado Islámico.
"Este acuerdo es una buena prueba de que la UE puede avanzar unida", ha declarado en una rueda de prensa el ministro de Justicia holandés y presidente de turno de la UE, Ard van der Steur, que ha destacado que la revisión de la legislación comunitaria permitirá luchar contra "nuevas formas de amenaza y terror".
"La nueva norma cubrirá las lagunas en el marco penal de la Unión Europea, dará una definición común de los delitos terroristas y criminalizará una serie de actividades", ha destacado, por su parte, el comisario de Interior, Dimitris Avramopoulos.
El comisario ha destacado que será una nueva herramienta para frenar a los 'combatientes extranjeros' y que ayudará a "prevenir y evitar" nuevos atentados terroristas en Europa, así como "sancionar severamente" a los autores.
OTROS NUEVOS DELITOS
La financiación del terrorismo o de actividades ligadas a grupos terroristas y el entrenamiento terroristas son otras de los nuevos delitos que contemplará la directiva, cuya propuesta inicial fue presentada por Bruselas tras la cadena de atentados perpetrados en París el 13 de noviembre del pasado año.
Además se pretende fortalecer los derechos de las víctimas de atentados y perseguir la elaboración, distribución y propaganda del terrorismo, ya sea por canales tradicionales como por Internet, habida cuenta de que las nuevas tecnologías está siendo utilizadas intensamente por los grupos extremistas para captar cómplices y preparar atentados.
Los Veintiocho deberán ahora negociar con el Parlamento Europeo el desarrollo final de la directiva, algo que Ard van der Steur espera poder iniciar "inmediatamente después" de que en el mes de abril se posicione la comisión europarlamentaria de Libertades Civiles.
Los ministros también han examinado otra propuesta del Ejecutivo comunitario para restringir el uso y comercio de armas de fuego, pero en este caso la definición de una posición común se debatirá en los próximos meses. El objetivo es lograr un acuerdo entre Estados miembros de aquí al mes de junio e iniciar entonces los contactos con la Eurocámara.