Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis no afecta a los eurodiputados

El Parlamento Europeo aprobó este jueves la adaptación de su presupuesto a los nuevos poderes que le otorga el Tratado de Lisboa y acordó financiar la creación de 150 nuevos puestos en la Eurocámara y aumentar los recursos para la contratación de asistentes parlamentarios.
En concreto, el presupuesto para contratar asistentes parlamentarios, gestionado por los servicios administrativos del Parlamento y no por los eurodiputados, se incrementaría en 1.500 euros al mes para cada eurodiputado.
Según el PE, diputados, grupos políticos y administración necesitan personal adicional para afrontar las nuevas competencias del Tratado.
Así pues, el coste total de los nuevos "puestos de Lisboa" ascendería a 13,4 millones de euros, un 0,8% del presupuesto total de la Cámara de Estrasburgo, que es de 1.600 millones.
La idea es contratar a 75 nuevos funcionarios y añadir 75 nuevos puestos al personal de los grupos políticos.
La mayor parte de los nuevos funcionarios, 70, tendrían como cometido reforzar el trabajo de las comisiones parlamentarias que trabajan en agricultura, justicia, interior, economía y finanzas. Los cinco restantes se dedicarían a promover la cooperación con los parlamentos nacionales, cuyo papel se ve reforzado con Lisboa.
Para contrarrestar este aumento, se recortará en 4 millones la reserva destinada a los edificios, con lo que el Parlamento se mantendrá en el margen autoimpuesto desde 1988 del 20% del gasto administrativo de todas las instituciones de la Unión Europea.
La resolución aprobada este jueves por el pleno será presentada por la Comisión como una propuesta presupuestaria y posteriormente tendrá que ser aprobada nuevamente por el Parlamento y el Consejo, un voto que tendrá lugar en abril. La Eurocámara utiliza como referencia el marco financiero plurianual que representa el presupuesto de la Unión para un periodo de seis años.
La proporción correspondiente al Parlamento dentro del gasto administrativo de la UE pasaría del 19,87% al 19,99%.