Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cubanos ya pueden comprar coches tras liberar el Gobierno la venta

Los impuestos por la venta se destinarán a mejorar el transporte público de la isla
Los cubanos pueden comprar desde este viernes con mayores facilidades nuevos coches, después de que el Gobierno de Raúl Castro haya aprobado una serie de medidas que liberan el mercado eliminando las restricciones y autorizaciones administrativas que eran necesarias hasta ahora.
Este martes, el Gobierno publicó una Gaceta Oficial Extraordinaria en la que se incluían un decreto-ley del Consejo de Estado, otro decreto del Consejo de Ministros, y tres resoluciones de los ministerios de Economía y Planificación, de Finanzas y Precios, y de Transporte en los que se recogen las nuevas medidas, que entran en vigor este viernes.
El decreto gubernamental contempla la eliminación de "restricciones y autorizaciones administrativas" y posibilita "la adquisición de vehículos de motor y sus partes fundamentales en entidades comercializadoras, a precios minoristas semejantes a los que reconoce el mercado entre personas naturales".
En la práctica, la medida supone la eliminación de la carta de autorización necesaria hasta la fecha y la liberalización de la venta estatal de motos, coches, camionetas y microbuses, nuevos y de segunda mano. Según los medios oficiales, se dará prioridad a aquellos que ya tengan una carta de autorización y aún no hayan adquirido un vehículo.
La decisión de liberalizar la venta minorista de vehículos "para las personas naturales cubanas y extranjeras residentes en el país, así como para las personas jurídicas extranjeras y el cuerpo diplomático", se enmarca en una serie de medidas económicas puestas en marcha en los últimos años por el Gobierno de Raúl Castro para fomentar el desarrollo de la isla.
MEJORA DE TRANSPORTE PÚBLICO
Asimismo, el Gobierno ha decidido que "los ingresos adicionales, incluidos los impuestos, que se obtengan por la venta liberada de vehículos, serán destinados a un fondo" para el "desarrollo del transporte público", "una prioridad para el beneficio de la población".
El decreto, según la prensa oficial, tiene como objetivo establecer "los principios y procedimientos generales que regulan los trámites para la transmisión de la propiedad de vehículos de motor por compraventa o donación, entre personas naturales cubanas con domicilio en el territorio nacional y extranjeras residentes permanentes, temporales y de inmobiliarias".
Asimismo, se regulan "los principios para la venta de vehículos de motor en las comercializadoras" y se determinan "las reglas aplicables para que el Ministerio del Transporte disponga la pérdida del derecho de propiedad sobre vehículos de motor de personas naturales que no residan en el país y su transmisión a favor de personas con derecho a ello".
Igualmente, con estas nueva regulación se fijan "las normas generales para la importación y transmisión de la propiedad de vehículos de motor importados".