Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cuerpos de las españolas fallecidas en el 'Loveparade' ya están en Cataluña

Los cuerpos de ambas jóvenes llegarán al Aeropuerto de El Prat de Barcelona en horario que no ha sido revelado a los informadores también por expreso deseo de las familias, que han pedido intimidad y no ser molestadas en el momento de la llegada de los restos mortales de sus seres queridos.
Está previsto que el funeral por Marta Acosta se celebre a las 11:.00 horas en la iglesia de Santa Maria de Vilafortuny, una ceremonia que, por deseo expreso de la familia, será íntima y, por lo tanto, sin la presencia de los medios de comunicación.
"Os rogamos que respetéis la voluntad de esta familia que pasa por unos momentos muchos duros y difíciles, y que tengáis en cuenta su dolor a la hora de hacer vuestro trabajo", han señalado desde el Ayuntamiento de Cambrils en una nota dirigida a la prensa.
Por otra parte, los restos mortales de Clara Zapater serán trasladados al Tanatorio de Tarragona y, por el momento, se desconoce a qué hora tendrá lugar el funeral, aunque la familia de la joven, muy afectada, también ha pedido que se respete su intimidad.
Luto en Cataluña
Tarragona ha guardado luto por la muerte de Clara y Marta. Dos días se decretaron en la Universidad Ruvira i Virgili en la que Marta estudiaba Filología inglesa y donde las banderas ondean a media asta. En Cambrils, donde vivía, el ambiente vacacional ha dado paso repentinamente al duelo.Las dos amigas cerraban un año de estudios en Alemania y tenían billete para volver en unos días a España.
21 víctimas mortales
Una joven alemana, de 25 años, es la última víctima mortal de la pesadilla vivida este fin de semana en la 'Loveparade' que tuvo lugar en Duisburgo (oeste de Alemania). Precisamente, ella era una de las 511 personas heridas.
La tragedia se desencadenó al quedar colapsado el túnel de acceso al recinto, en lo que algunos testigos presenciales describieron posteriormente como una "pesadilla anunciada", por previsible, ya que paso subterráneo era a todas luces insuficiente para la multitud de jóvenes prevista.
En el momento de la avalancha (sobre las 17 hora española), por las calles de Duisburgo y en el recinto cercano a la estación de cercanías, se habían concentrado hasta 1,4 millones de aficionados al "tecno" ansiosos de participar en la fiesta. La catástrofe ocurrió al quedar absolutamente abarrotado el túnel que debía permitir el acceso al recinto para el fin de fiesta.
CGS
Los familiares que estén preocupados por alguno de sus familiares relacionados con este suceso pueden llamar al teléfono: 0203-94000.