Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se elevan a trece los cuerpos de los sherpas recuperados tras la avalancha en el Everest

Al menos cuatro sherpas continúan desaparecidos tras la avalancha en el monte EverestFoto: EFE

Los equipos de rescate han recuperado un nuevo cadáver sepultado bajo la nieve del alud ocurrido en el monte Everest, el más alto del mundo, con lo que ya son trece las víctimas mortales de este suceso. Todas las víctimas eran sherpas, alpinistas nepalíes experimentados que trabajan para los extranjeros que aspiran a escalar el Everest.

El último cadáver fue hallado en una ladera situada cerca del Campamento I, según ha informado el portal nepalí 'The Himalayan' citando una fuente del Ministerio de Turismo. Aún quedan tres desaparecidos por la avalancha, ocurrida a 5.900 metros de altura.
Cinco de los cadáveres han sido trasladados por aire a Katmandú, mientras que otros siete cuerpos han sido entregados a sus respectivos familiares en la localidad de Solujumbu.
Mientras, continúan las labores de rescate con efectivos del Equipo de Rescate y Evaluación de Desastres del Ejército nepalí, que cuenta con el apoyo de dos helicópteros.
La avalancha se produjo cuando los sherpas se encontraban a una cota relativamente baja en la montaña, entre el campamento base y el campamento uno, a primera hora de la mañana de este viernes.
Desde que la ascensión fue coronada por sir Edmund Hillary y el sherpa Tenzing Norgay en 1953, el Everest ha sido escalado por más de 4.000 personas. La ruta en la que se ha registrado la avalancha es la que siguieron los dos pioneros y es una de las más empleadas a día de hoy. En total, han muerto casi 250 personas en el Everest.
El Ministerio de Turismo de Nepal ha concedido permiso para escalar el Everest esta temporada a 334 escaladores extranjeros, frente a los 328 de la temporada anterior. El Gobierno tiene planeado rebajar las tasas a pesar de la elevada afluencia de escaladores en el Everest.
Por cada escalador suele subir un sherpa para ayudarle en el ascenso. Los sherpas suelen ir en vanguardia para preparar el camino, fijar cuerdas e instalar los campamentos. La temporada de ascensos termina en mayo, cuando comienza la temporada de lluvias y niebla, que hacen prácticamente imposible la escalada hasta la cima.