Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La delegación del Gobierno sirio pide garantías para llevar ayuda humanitaria a todo el país, no solo a Homs

La delegación del Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, en la conferencia de paz de Ginebra II ha planteado la necesidad de garantizar la entrega de ayuda humanitaria en todos los puntos de Siria y no solo en Homs, como demanda la oposición.
En ese sentido, los representantes de Al Assad han asegurado que han viajado hasta Suiza para lograr soluciones en los ámbitos humanitario, político y de seguridad y no solo un alto el fuego de unas horas y localizado en una zona muy concreta, según recoge la agencia de noticias oficial, SANA.
En cambio, denuncian, la oposición está "obsesionada" y se niega a hablar de nada que no sea la entrega de ayuda humanitaria destinada a una "pequeña zona" de la ciudad de Homs. Ayer ambas partes acordaron la puesta en marcha de un corredor humanitario que permitirá que la ayuda humanitaria llegue al casco histórico de Homs este lunes. Allí permanecen unas 250.000 personas cercadas por las fuerzas gubernamentales.
Fuentes de la delegación gubernamental han destacado que el Estado está llevando ayuda a diario a las zonas a las que tiene acceso, "se ocupa de todos los ciudadanos y no solo de los de una zona concreta", según SANA.
En ese sentido, el régimen señala que no se puede abordar la cuestión humanitaria sin tratar primero la cuestión de la seguridad, ya que la ayuda humanitaria está siendo atacada con armas de fuego, morteros y atentados con bomba, por lo que han instado al principal mediador, el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, ha trabajar para poner fin al terrorismo.
Está previsto que la sesión de este domingo se centre en la negociación de la liberación de prisioneros por ambas partes. En ese sentido, fuentes gubernamentales han demandado la liberación de los "secuestrados y rehenes que están siendo utilizados por los terroristas como escudos humanos".