Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un segundo derrumbe en la mina de Cuculmeca dificulta las labores de búsqueda de los dos mineros enterrados

Un segundo derrumbe registrado sobre la mina de Cuculmeca, ubicada en Choluteca, en el sur de Honduras, ha supuesto un nuevo obstáculo a las labores de búsqueda de los dos mineros que aún están enterrados bajo el yacimiento, desde hace cerca de una semana.
El jefe de Riesgos Ambientales de la Comisión Permanente de Contingencias, Copeco, Pedro Barahona, ha explicado que el objetivo es "quitar carga compresiva sobre el suelo fracturado e inestable" y, tomando "todas las medidas de prevención", que el personal técnico y los mineros continúen la búsqueda "de la manera más segura" evitando "una desgracia mayor", según declaraciones recogidas por el diario 'La Prensa'.
Según los mineros, los enterrados podrían encontrarse a unos seis metros de profundidad. Tres hombres quedaron atrapados cuando estaban realizando labores de extracción artesanal durante la madrugada del pasado martes cuando la mina colapsó, debido al saturamiento en el terreno.
Los rescatistas lograron recuperar el cadáver del minero Ariel Aguirre Pérez, que en un inicio se dijo que tenía 19 años pero cuya edad se ha elevado a 23, el más joven, pero los otros dos continúan bajo tierra y las esperanzas de hallarlos con vida han caído considerablemente.
Esta mina lleva cerrada desde 2014, cuando otro derrumbe dejó enterradas a ocho personas. Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos en la región para que se reabra la que consideran su única fuente de empleo, los habitantes de la zona continúan trabajando en la minería artesanal, a pesar de no contar con medidas de seguridad.