Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las madres de los 'desaparecidos' kurdos conmemoran en Estambul 500 manifestaciones para clamar justicia

Las madres de miles de kurdos 'desaparecidos' a manos de Turquía durante la década de los 90 han conmemorado este sábado en Estambul su reunión número 500 para exigir al Gobierno que se decida al fin a investigar y encausar a los responsables tras años de evasivas, a pocos meses de que los casos prescriban.
"Ni las administraciones pasadas ni la actual han investigado ni castigado a los individuos responsables de la desaparición de cientos de personas. Y por si esto no fuera suficiente, algunos de los responsables han sido ascendidos en sus 'carreras'", según la declaración del colectivo de madres de desaparecidos publicada por el diario turco 'Hurriyet'.
Las desapariciones forzadas, dadas en su mayoría durante los años de 1993 a 1996, forman parte de uno de los momentos más oscuros en la guerra entre Turquía y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la organización liderada por Abdalá Ocalán --ahora encarcelado-- que se encuentra inmersa en conversaciones de paz. No existen cifras oficiales, pero los medios turcos barajan aproximadamente unos 4.500 casos, cifra que se acerca a los 20.000 en medios afines al PKK.
En cualquier caso, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ya juzgó culpable en abril de 2013 al Estado Turco por la desaparición forzada y presumible asesinato, en 1994, de 12 kurdos durante un asalto militar a la localidad de Ormancik y por su negligencia a la hora de investigar trece casos de desaparición y un decimocuarto de asesinato en el caso de un hombre muerto a tiros por las fuerzas turcas durante la operación. El tribunal, además de hacer a Turquía directamente responsable, fijó una indemnización para las familias estimada en 1,4 millones de euros.
PRESCRIPCIÓN DEL DELITO
La ley turca fija un periodo de investigación de 20 años antes de que prescriban los casos de desapariciones forzadas. Esta legislación fue calificada en 2012 por la ONG Human Rights Watch como el mayor obstáculo para hacer justicia. Se trata de "viejas leyes que obstaculizan las investigaciones de estos graves casos de violaciones de los derechos humanos", explicó en su día la investigadora de HRW Emma Sinclair-Webb, quien solicitó al Gobierno de Ankara que "actúe inmediatamente porque no existen límites temporales a la hora de hacer justicia".
A tal efecto, las llamadas "Madres del Sábado" llevan 500 semanas reuniéndose para recordar a las autoridades su responsabilidad en la investigación. Al encuentro conmemorativo de hoy, celebrado en la plaza Galatasaray, en el centro de la capital, han acudido intelectuales y políticos como la representante del opositor Partido Popular Republicano (CHP) Melda Onur.
En la reunión se ha presentado también una iniciativa del colectivo Intelectuales por la Paz, que aglutina a 150 profesores e investigadores de medio centenar de universidades del país, que exigieron igualmente al Gobierno que condene a los culpables.