Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El deseo de fama les llevó a un falso Gran Hermano

Las jóvenes, con edades comprendidas entre los 16 y los 22 años, fueron captadas en un falso casting por los organizadores de la farsa, tras anunciar en la prensa que se buscaba a chicas para participar en el espectáculo televisivo.
Los familiares de las falsas concursantes denunciaron la situación a la policía e inmediatamente se organizó una operación para rescatarlas. Las chicas firmaron un contrato en que se comprometían a no abandonar la vivienda ni contactar con nadie del exterior hasta que terminara el programa, bajo pena de una sanción de 25.000 euros.
El engaño se destapó cuando los padres de una de las jóvenes, de 16 años, descubrieron que en los vídeos que circulaban por Internet, las chicas salían desnudas e, inmediatamente fue a la policía para denunciar los hechos.
Grabadas durante las 24 horas
Plenamente confiadas en que eran estrellas de un programa televisivo, las chicas consintieron ser grabadas las 24 horas del día, incluso en el baño. Las imágenes de esas escenas han sido vendidas en páginas de Internet.
Tras las denuncias familiares, agentes policiales penetraron en la vivienda y detuvieron a un hombre que en ese momento se encontraba en la casa. Las nueve estafadas fueron conducidas a declarar y se ha iniciado una investigación sobre el suceso. BQM