Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El desmayo del senador Kennedy, la nota triste en la investidura de Obama

El veterano senador se recupera en el hospital de la convulsión que sufrió durante el almuerzo inaugural en la toma de Obama.- Vídeo: ATLAStelecinco.es
No es la primera vez que Kennedy sufre convulsiones tras su operación en junio de 2008 para extirparle un tumor cerebral, pero el incidente ensombreció el almuerzo, que tradicionalmente se realiza después de la jura.
Recién investido como el primer presidente negro en la historia del país, Obama se encontraba saludando a los invitados y acudió al lado de Kennedy cuando lo vio desplomarse. "Estaría mintiendo si no dijera que, ahora mismo, una parte de mí está con él. Y creo que lo mismo es cierto para el resto. Es un momento de júbilo, pero también de reflexión. Mis oraciones van para él, para su familia y para (la esposa de Kennedy), Vicki", dijo Obama.
Otros testigos indicaron que Kennedy nunca perdió el conocimiento. En un comunicado divulgado por la oficina de Kennedy, Edward Aulisi, director de neurocirugía del Washington Hospital Center, ha confirmado que el senador demócrata sufrió una convulsión: "creemos que el incidente fue provocado por una simple fatiga", ha dicho. Será dado de alta en las próximas horas.
Al lado de Obama
Kennedy apostó por Obama desde el inicio de las primarias, cuando aún no estaba claro si éste o su rival demócrata entonces, la senadora Hillary Clinton, se alzaría con la candidatura presidencial del partido.
Obama "es un hombre con carácter y talento de liderazgo extraordinarios", aseguró Kennedy cuando anunció su apoyo a Obama el 28 de enero de 2008, durante un concurrido acto en la American University en Washington.
El codiciado espaldarazo de Kennedy tuvo, a todas luces, un impacto decisivo en la campaña electoral de Obama.
Kennedy llegó al Senado en Washington, en 1962, siguiendo los pasos de sus hermanos Robert y John, al que sustituyó en el escaño cuando éste último ganó la presidencia.
El 17 de mayo de 2008, Kennedy sufrió una convulsión y fue trasladado a un hospital en Boston, donde los médicos le descubrieron un tumor cancerígeno en el cerebro.
Fue sometido a una cirugía un mes después en el Centro Médico Universitario de Duke y, pese a un delicado período de convalecencia, dio un emotivo discurso durante la apertura de la convención demócrata en agosto pasado en Denver (Colorado).    LA