Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ley para despenalizar el aborto en Chile encalla en el Congreso y se encamina hacia el Constitucional

La Cámara de Diputados de Chile ha rechazado el proyecto de ley impulsado por el Gobierno de Michelle Bachelet para despenalizar el aborto en tres supuestos concretos, un revés inesperado tras el 'sí' del Senado que obliga a remitir el borrador a una comisión mixta, mientras la coalición conservadora ultima los recursos ante el Tribunal Constitucional.
El Senado aprobó el pasado miércoles, tras un debate maratoniano, la despenalización en caso de riesgo de vida para la madre --con 20 votos a favor y 14 en contra--, inviabilidad del feto --19 a favor y 14 en contra-- y violación --18 a favor y 16 en contra--.
Con ello, el texto pasó a la Cámara de Diputados, donde ha naufragado porque necesitaba un mínimo de 67 votos a favor y ha conseguido solo 66, debido a la abstención de Marcelo Chávez, del Partido Demócrata Cristiano, uno de los miembros de la gobernante Nueva Mayoría.
Ahora, el proyecto de ley quedará en manos de una comisión mixta, integrada por diputados y senadores, donde se espera que las discusiones sean todavía más duras, lo que retrasará un trámite parlamentario que hace apenas dos días parecía superado, según informa 'La Tercera'.
Bachelet, que ha amadrinado el borrador, no ha ocultado su decepción. "El 70 o el 80 por ciento de los chilenos está a favor de la despenalización de estas tres causales", ha afirmado, si bien se ha mostrado consciente de que "hay temas donde no es factible llegar a un acuerdo por hay una mirada desde la ideología o desde la religión".
El 'no' de lo diputados ha sorprendido incluso a Chile Vamos, que ahora acelera la preparación de los recursos que planea introducir en el Tribunal Constitucional (TS) contra la despenalización del aborto. La oposición confía en que el tema caiga en manos del próximo presidente del TC, el conservador Iván Aróstica, que tomará posesión el 28 de agosto.