Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 28 discute este jueves medidas para detectar a yihadistas europeos que vuelven de Siria o Irak

Quieren impulsar un registro europeo de pasajeros aéreos y aumentar los controles en fronteras exteriores
Los ministros del Interior de la UE discutirán este jueves en la reunión que celebran en Luxemburgo medidas para detectar a yihadistas europeos que vuelven de combatir en Siria o Irak con el fin de evitar que cometan ataques terroristas en territorio europeo. Los 28 quieren impulsar un registro europeo de pasajeros aéreos, medida que choca con la resistencia de la Eurocámara, y aumentar los controles en las fronteras exteriores de la UE.
El coordinador antiterrorista de la UE, Gilles de Kerchove, cifra en alrededor de 3.000 el número de ciudadanos europeos que han viajado a combatir a Siria. Algunos han muerto, otros siguen luchando allí y otros ya han regresado. Uno de estos yihadistas fue el autor del ataque contra el Museo Judío de Bruselas, en el que murieron cuatro personas.
Bélgica, Alemania, Francia, Holanda, Dinamarca, Suecia, España o Austria son los países más afectados por este fenómeno.
Para los ministros del Interior, la herramienta más útil para detectar de forma temprana a estos yihadistas retornados sería crear un registro europeo de datos de los pasajeros aéreos, similar al que ya existe en Estados Unidos, Canadá o Australia desde los atentados del 11-S. Por eso en Luxemburgo debatirán cómo desbloquear las negociaciones con la Eurocámara, que se opone a este registro por considerar que podría vulnerar las normas sobre privacidad y protección de datos.
Los 28 quieren aprobarlo "a finales de 2014, así que no tenemos mucho tiempo para convencer al Parlamento Europeo", ha dicho Kerchove.
En segundo lugar, los ministros debatirán cómo reforzar los controles en las fronteras exteriores de la UE. Para ello sopesan en primer lugar cotejar de forma más sistemática los documentos de viaje con las bases de datos de Interpol de documentos perdidos y robados. También se plantean incrementar los controles sobre ciudadanos europeos utilizando el Sistema de Información de Schengen para garantizar que no son una amenaza, lo que podría obligar a una modificación del código de fronteras.
Los ministros del Interior discutirán también medidas para reforzar la lucha contra la inmigración ilegal, en particular el lanzamiento de Tritón, la nueva misión de la Agencia de Control de Fronteras (FRONTEX), que se desplegará en el Mediterráneo central para ayudar a Italia. La UE quiere además reforzar el diálogo con los países de origen, en particular los del Cuerno de África.