Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El único detenido por el complot contra el embajador saudí se declara inocente

Manssor Arbabsiar, el único detenido por el complot iraní para asesinar al embajador de Arabia Saudí en Washington, Abdel al jubeir, se ha declarado este lunes no culpable de los cargos que se le imputan en una vista celebrada en un tribunal federal de Manhattan, Nueva York.
Arbabsiar, de origen iraní pero nacionalizado estadounidense, fue arrestado por las autoridades norteamericanas el pasado 29 de septiembre por cargos que incluyen la conspiración para asesinar a una autoridad extranjera, conspiración para emplear armas de destrucción masiva y conspiración para cometer un acto de terrorismo.
El pasado 11 de octubre, el fiscal general estadounidense, Eric Holder, anunció que las autoridades norteamericanas habían neutralizado un complot "concebido, patrocinado y dirigido" desde Irán con el objetivo de asesinar al representante diplomático saudí y atentar contra varias legaciones diplomáticas en Washington.
La demanda criminal presentada por las autoridades norteamericanas en un tribunal federal de la ciudad de Nueva York identificaba a los supuestos autores del plan como Gholam Shakuri y Manssor Arbabsiar, ambos nacidos en Irán.
En rueda de prensa en Washington, Holder aseguró que los dos acusados habían confesado sus planes de asesinar al embajador saudí y habían facilitado información sobre la implicación del Gobierno iraní en este intento de atentado.
Desarrollada por el FBI y la Agencia Antidroga estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), la investigación permitió la detención de Arbabsiar a finales del pasado mes de septiembre, aunque Shakuri todavía se encuentra en paradero desconocido.
Los documentos que constan en el tribunal federal de Nueva York muestran que Shakuri es un miembro de la Fuerza Quds, que forma parte de la Guardia Revolucionaria Islámica Iraní, lo que ha llevado a las autoridades norteamericanas a sospechar sobre la implicación de la República Islámica en este plan terrorista.
Shakuri fue el encargado de aprobar la puesta en marcha del plan para asesinar al embajador de Arabia Saudí en Estados Unidos, Adel al Jubeir, en el marco de una conversación telefónica mantenida con Arbabsiar.
Los pasados julio y agosto, Arbabsiar pagó 100.000 dólares a un informante de la DEA para perpetrar el asesinato del embajador saudí. Arbabsiar fue detenido a finales del mes pasado en el Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York. Tras ser detenido, confesó sus planes terroristas a las autoridades estadounidenses.