Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ya van 10 detenidos por el asesinato del diputado 'chavista' Robert Serra

Un total de 10 personas han sido detenidas por su supuesta implicación en el asesinato del diputado del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Robert Serra, según ha informado este viernes la fiscal general, Luisa Ortega Díaz.
Ortega Díaz ha explicado que a estos diez detenidos "se les imputan delitos de homicidio agravado en perjuicio del joven parlamentario, homicidio calificado contra su asistente María Herrera, robo agravado y asociación para delinquir".
Además, ha indicado que el Ministerio Público ha emitido cuatro órdenes de capturas contra otras personas, "tres de ellas incluidas en la base datos con alerta roja de la Policía Internacional (Interpol)", de acuerdo con un comunicado.
Ortega Díaz ha subrayado que "este caso se ha venido manejando con mucho tacto con la finalidad de seguir la investigación y dar con todos los responsables de este hecho".
Por su parte, un tribunal de control de Caracas ha ordenado este viernes el ingreso en prisión preventiva de Jaime Padilla, uno de los arrestados por este caso, por los delitos de homicidio calificado, usurpación de identidad y asociación para delinquir
ASESINATO DE SERRA
Serra, un joven diputado 'chavista', fue asesinado el pasado 1 de octubre, cuando un grupo de hombres armados --supuestos paramilitares-- irrumpieron en su vivienda de La Pastora, en el oeste de Caracas, y le apuñalaron brutalmente.
El asesinato de Serra ha servido de detonante para reavivar el enfrentamiento entre las dos almas políticas de Venezuela. El Gobierno ha acusado de nuevo a sectores de la derecha de estar detrás de este crimen y ha anunciado una nueva ofensiva contra la violencia que, según denuncia, pretende expulsarlo del poder.
La oposición, en cambio, ha centrado sus críticas en la inseguridad ciudadana, uno más de los graves problemas que --de acuerdo con su análisis-- asuelan Venezuela, entre los que apunta también a la crisis económica, que se ha hecho patente en la escasez de productos básicos, como alimentos y medicamentos.
En el trasfondo subyace la crisis política que se desató el pasado 12 de febrero y que se saldó con 43 muertos, cientos de heridos y miles de detenidos, incluido el importante líder opositor Leopoldo López, que se enfrenta a un juicio en el que podría ser condenado a diez años de cárcel.