Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 30 detenidos, entre disidentes y familiares, para impedir la celebración del día de Reyes

Al menos 30 personas han sido detenidas, entre disidentes y familiares, en la madrugada de este viernes en varios municipios cubanos por agentes de la Policía Secreta para impedir la celebración del día Reyes, según ha informado Yusmela Reyna Ferrera, esposa del líder opositor José Daniel Ferrer, uno de los arrestados.
De acuerdo con Ferrera, las detenciones se produjeron de forma simultánea alrededor de las 5.00 (hora local) en las viviendas de varios miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) "bajo la excusa de órdenes de registro".
En el caso de Ferrer, "más de 40 efectivos militares de las unidades especiales de la Policía Secreta, conocidos como 'boinas negras', rodearon la vivienda (ubicada en Palmarito de Cauto), llamaron a la puerta y dijeron que tenían una orden de registro".
"La orden de registro era para juguetes, dinero y otros materiales de origen ilícito", ha explicado Ferrera en declaraciones telefónicas a Europa Press, detallando que los uniformados se llevaron "todos los equipos de comunicación", como ordenadores, tablets , teléfonos móviles y cámaras fotográficas.
Los agentes también se llevaron detenidos a Ferrer y a otras cinco personas: cuatro activistas de la UNPACU y un familiar "que nada tenía que ver". "No trajeron orden de arresto. "Solamente dijeron que estaba bajo investigación, pero no explicaron por qué", ha dicho su mujer.
Los cuatro activistas de la UNPACU y el familiar fueron trasladados al municipio de Mella, donde han estado retenidos unas cuatro horas. Tras ser liberados, "han tenido que pedir dinero a los activistas de la UNPACU que estaban allí para poder volver a casa".
Sin embargo, se desconoce dónde han trasladado a Ferrer y cuándo le liberarán. "Creemos que no será hasta después del 6 de enero, porque su objetivo fundamental es impedir que celebremos el día de Reyes", ha señalado su esposa.
Al mismo tiempo, los 'boinas negras' llevaron a cabo registros y detenciones en las casas de los también opositores Ovidio Martín Castellanos, en Santiago de Cuba, y Aimé Garcés, en Palma Soriano, entre otros. En todos los casos se llevaron juguetes y dinero.
Ferrera ha apuntado que, además de su marido, Martín Castellanos, cuatro de sus familiares y el también disidente Ariel Perdomo siguen detenidos. "Supongo que al igual que José Daniel los liberarán después del día de Reyes", ha añadido.
REDADAS DE AÑO NUEVO
Ferrera ha explicado, en una conversación telefónica con Europa Press, que el Gobierno de Raúl Castro "lleva varios años haciendo redadas contra la disidencia para impedir la celebración del 6 de enero".
"Sabemos que incluso este año han estado yendo a las escuelas para decirles a los niños y a sus padres que no acudan a los actos que los opositores tienen preparados", ha revelado.
"Pero nosotros vamos a seguir con nuestros planes y vamos a hacer la fiesta, aunque solo podamos ofrecer unos dulces y unos refrescos a los niños, aunque tengamos que pedir dinero prestado a otros compañeros", ha adelantado.