Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco detenidos, entre ellos un empleado de la comisión electoral, por vender tarjetas de voto

Al menos cinco personas, entre ellas un empleado de la Comisión Electoral Independiente (CEI), han sido detenidas este viernes en Kabul por presuntamente intentar vender cerca de 4.000 tarjetas de voto, según ha informado el Ministerio del Interior afgano.
"Uno de los cinco detenidos trabajaba para como coordinador de distrito de la Comisión Electoral y era el responsable de un colegio electoral en Kabul", ha explicado el portavoz del Ministerio, Sediq Sediqi, citado por la cadena Tolo News.
"Ha abusado de su posición y estaba vendiendo tarjetas de voto", ha precisado. De acuerdo con la cadena, el cargo ostentando por el detenido tiene rango medio alto dentro de la CEI.
Los arrestos se producen tan solo un día antes de que los afganos vayan a las urnas para elegir al sucesor del presidente, Hamid Karzai, y para elegir los consejos provinciales, en unos comicios sobre los que pesa la amenaza de atentados por parte de los talibán.
Desde la Comisión Electoral, tras conocerse la detención de uno de sus trabajadores, han asegurado que estos comicios serán más transparentes y creíbles que los anteriores y han recordado a sus trabajadores públicamente que quien cometa irregularidades se enfrentará a la justicia.
"Su nombre será puesto en una lista negra y perdería la oportunidad de trabajar en ninguna de las instituciones en el futuro", ha asegurado el secretario jefe de la CEI, Zia-ul-Haq Amarjail, defendiendo que "la nación debe tener confianza".
La noticia de la venta de tarjetas de voto, necesarias para poder depositar la papeleta en las urnas, se produce después de que ayer la Policía de Kunar informara del arresto de un niño de 10 años que llevaba al menos 12.000 tarjetas de voto falsas.