Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nace con 25 semanas para que su madre pueda tratarse con quimioterapia

Le diagnostican un cáncer terminal semanas después de quedarse embarazadatelecinco.es

Emma Grandison, de 31 años, lucha por su vida y por la de su hijo después de que le diagnosticaran un cáncer terminal de colón semanas después de enterarse de que estaba embarazada. El bebé ha nacido tras solo 25 semanas de gestación para que su madre pudiera iniciar el tratamiento de quimioterapia y aumentar su esperanza de vida.

Según informa el diario Daily Mail, Emma Grandison recibió la noticia de que estaba embarazada solo unas semanas después de diagnosticarle un cáncer terminal de colón.
Los médicos le dieron una esperanza de seis meses si no comenzaba el tratamiento de quimioterapia inmediatamente y a Emma no le quedó más remedio que iniciarlo, aún a riesgo de que su futuro hijo se viera afectado.
Finalmente el bebé nació, el pasado 5 noviembre, tras sólo 25 semanas de gestación y 300 gramos de peso. La pequeña Erin permanece en la unidad de neonatal del hospital Royal Preston (Reino Unido) pero evoluciona favorablemente.
Ahora, Erin se ha convertido en el pilar fundamental que hace que Emma luche día a día contra su enfermedad. Los médicos afirman que con el tratamiento podrá vivir unos dos años más. “Pero eso son solo números para mi”, dice, “esto es un reto para mi, tengo un bebé, me acabo de casar, una casa nueva… ¿cómo no voy a luchar?”.